Luis Guillermo Roa Giraldo, estudiante de Diseño Industrial de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), sede Palmira, es el autor de una novedosa idea: un sistema para abrir puertas que funciona con los pies y permite así evitar el contacto con los pomos, y con ello, disminuye el riesgo de contagiarse de COVID-19.

En Colombia el 60 % de las puertas de los centros de salud son de pomo redondo, esto hace que para los pacientes o el personal de salud sea indispensable usar la mano para entrar o salir. Debido a la situación de crisis que se vive en el mundo a causa del nuevo coronavirus, esta realidad significa que los pomos de las puertas son un foco principal de contagio.

La concurrencia de personas a los centros de salud y su contacto constante con estas superficies hacen que allí se almacenen diversos contaminantes o virus, y por ende que sea más probable contraer la enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque la enfermedad se propaga principalmente de persona a persona a través de las gotículas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar, estas gotículas pueden caer sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, como mesas, pomos y barandillas, de modo que otras personas pueden infectarse si tocan esos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca (de ahí la importancia de lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol).

El estudiante de la UNAL adelantó un proceso de consultoría en el Centro de Diagnóstico Clínico (CDC) de Armenia (Quindío), donde se realizan pruebas para la detectar el COVID-19, entre otras, y expresó la preocupación de que el contacto de los clientes con las manijas de las puertas es inevitable. El trabajo fue dirigido por el profesor Boris Alejandro Villamil, de la UNAL Sede Palmira.

Roa hizo después una revisión de documentos, analizó el mercado y buscó referentes, y encontró que existen algunos proyectos similares que han dado buenos resultados, pero ninguno de ellos en Colombia.

Entonces empezó a diseñar dos ideas de sistemas para abrir puertas apoyándose en su investigación y en los parámetros dados por los clientes y el profesor Villamil. El primero fue un sistema para abrir con el antebrazo, y el segundo con el pie y una abrazadera de pomo.

El gerente del CDC optó por esta última opción, al advertir que “en los hospitales las personas siempre van con mucho afán y con cosas en las manos, entonces se les dificultaría usar el primer mecanismo planteado”. Además, según las recomendaciones dadas por el sector de la salud, al toser se debe cubrir la boca con el antebrazo, por lo que esta parte del cuerpo también sería un lugar de alojamiento de virus y agravaría el problema.

Funcionamiento de la puerta

El mecanismo para abrir con el pie funciona con una abrazadera que aprieta el pomo de la puerta. La abrazadera está ligada un cable de acero inoxidable que baja hasta la parte inferior del sistema, donde hay un riel y un pedal. Cuando las personas pisan el pedal que está en el riel, el sistema gira el mecanismo, el cual quitará el seguro y permitirá abrir la puerta para tirar o empujar. Para esta última acción, el pedal cuenta con unos dientes que facilitan el agarre del pie con el sistema de apertura.

Actualmente el proyecto de diseño está en etapa de factibilidad, pues ya se generaron las cotizaciones aproximadas para una posible realización. El estudiante, sin embargo, aclara que se deben realizar algunos ajustes al diseño en caso de que algún cliente decida pasar a una siguiente fase.

“La parte que está más desarrollada y que es más factible es la superior del sistema, la del pomo, pero en la parte inferior del riel y del pedal se tiene que hacer mucho énfasis, porque la fricción podría no dejar devolver el pomo”, explica Roa.

Sin embargo, asegura que es un diseño con altas probabilidades para ser desarrollado, pues además de que sería muy innovador en el país, es una idea de poca dificultad de desarrollo, bajo costo y fácil fabricación y uso para ayudar a mitigar el riesgo de contagio por COVID-19. Este proyecto se enfocaría especialmente para implementarlo en los centros de salud del país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here