El peligro de los juguetes conectados a la red

Juguetes conectados

Kaspersky Lab Iberia, la filial española de la empresa privada de soluciones de seguridad endpoint, advierte de los peligros de la nueva generación de juguetes conectados a la red disponibles en el mercado. Con motivo de la campaña navideña, la empresa informática ha querido ofrecer una serie de consejos para prevenir estos peligros.

Los juguetes electrónicos son artículos en alza en las cartas de los niños a los Reyes Magos. Con la irrupción de las nuevas tecnologías en este sector, cada vez son más los juguetes que ofrecen una conexión a internet para poder desarrollar otra forma de jugar, y, en definitiva, otra generación de juguetes. Sin embargo, cabe destacar que, al igual que cualquier dispositivo conectado a la red, estos artilugios también corren el peligro de poder ser hackeados. Precisamente, el pasado mes de noviembre una conocida marca de juguetes electrónicos, VTech, anunció que alguien había hackeado su sistema. Como consecuencia, se vieron comprometidos los datos de cinco millones de usuarios de una de sus bases de datos. Otro ejemplo es el de la Hello Barbie, la nueva muñeca Barbie conectada a internet, recientemente descubierta su facilidad para ser hackeada y acceder a los datos del pequeño ordenador de su interior.

Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia, haciendo referencia a esta nueva generación de juguetes, afirma que “vivimos en un mundo conectado, en el que los juguetes de nuestros hijos se convierten en la forma en la que los criminales acceden a nuestros datos personales”. “Es de suma importancia que los padres tengan en cuenta aspectos que van más allá de la diversión de sus hijos al elegir un juguete y que consideren el impacto que estos pueden tener en sus hijos y sus familiares”, añade.

Así mismo, Pedro García Villacañas, director técnico de Kaspersky, explica a innovaspain.com la misión de su compañía en este asunto. “En estos momentos, es una labor de concienciación hacia estos peligros, no existe un software de protección para este tipo de dispositivos, puesto que son muy nuevos y en el mercado no hay un volumen suficiente de demanda como para que se justifique el desarrollo de unas medidas de seguridad específicas”. “La mayoría de los padres no sabe que debe tomar las mismas medidas de prevención que en un ordenador, por lo que se intenta que haya una concienciación sobre los peligros hacia esta nueva generación de juguetes”, dice.

Los consejos que desde Kaspersky Lab se ofrecen para prevenir estos peligros son los siguientes:

– Ajusta el nivel de exposición a internet y a los dispositivos con conectividad para proteger a los pequeños. Haz una pequeña investigación previa para saber a qué se exponen en la red.

– No uses datos reales. Las páginas web que piden datos personales para registrarlos, los almacenan para intentar vender productos o servicios o para comerciar con ellos con otros proveedores.

– Las fotos importan. Nadie debe tener acceso a las fotos de un niño salvo que los padres lo permitan. Su protección es esencial.

– Dispositivos inteligentes pero no seguros. El Internet de las Cosas está cada vez más presente y hoy en día podemos encontrar desde neveras a monitores de bebés conectados a internet. Sin embargo, los fabricantes no suelen tener la seguridad entre sus prioridades. A la hora de elegir estos artículos, es un factor a tener en cuenta.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here