Ecovidrio Murcia pista de baloncesto vidrio
Pista de baloncesto reformada con vidrio reciclado, en Murcia. (Imagen: Ecovidrio)

Desde hace años, diferentes instituciones han avisado de la importancia del reciclaje. Pero el deporte, concretamente el baloncesto, pocas veces ha sido nombrado como uno de los estandartes de esta posible economía circular. La profesionalidad exige controlar al milímetro todo lo que rodea a la competencia. Sin embargo, para cada revolución siempre hay un primer paso. Y este ha empezado por reformar, por primera vez, una pista de baloncesto con vidrio reciclado. La idea: de Ecovidrio, en colaboración con la Región de Murcia.

“Fruto del éxito que tuvimos el año pasado con la NBA –una de las más de 300 campañas que hacemos anualmente–, nos animamos a repetirla para conseguir la movilización y sensibilización en Murcia. Esta campaña surge con la idea de relacionar hábitos de vida saludable, como es la práctica de deporte, con otros hábitos saludables para nuestro planeta, como es el reciclaje de vidrio, relación que al final se materializa en un recuerdo permanente para la ciudadanía…”, declara Borja Martiarena, director de Marketing de Ecovidrio, a Innovaspain.

Según él, no hay prácticamente ninguna diferencia entre una pista convencional y otra de vidrio reciclado. Reformada en solo quince días, “visualmente es igual. Solo cambia el proceso y los materiales con los que se hacen. Pero las prestaciones son similares. Nuestra pista queda como un recuerdo permanente de la importancia de encestar todos los envases de vidrio en el contenedor verde”.

Ecovidrio Murcia pista de baloncesto vidrio 2
De frente a cámara, el director de Marketing de Ecovidrio, Borja Martiarena. (Imagen: Ecovidrio)

¿Por qué Murcia?

Según Martiarena, se han dado todos los requisitos para desarrollar en Murcia la campaña. “Desde la predisposición de municipios a participar, el apoyo institucional, la implicación de los habitantes murcianos con el reciclaje, y cumplir con los objetivos de información y sensibilización que tiene Ecovidrio en esta zona”. Y es que en un mes, los murcianos han conseguido recoger 18 toneladas de vidrio –calculan que la campaña ha conseguido llegar a más de un millón de ciudadanos, un 73 % de la población total–.

Ecovidrio y la Región de Murcia son los principales promotores de la reforma de esta pista de baloncesto, que ya lleva justo una semana operativa. La pista es exterior y está abierta 24 horas. Localizada en una zona céntrica de Murcia y anexa a uno de los pabellones más importantes la ciudad, –el Príncipe de Asturias–, la reforma de la cancha ha sido posible gracias a la labor de sensibilización de ambas instituciones, incluyendo la ayuda de la Federación de Baloncesto de la Región de Murcia y de los doce municipios más poblados de la región.

“La pista se ha hecho en Murcia capital después de que este municipio resultara ganador donde competían los doce municipios más poblados de la región: Murcia, Cartagena, Lorca, Molina de Segura, Alcantarilla, Totana, San Javier, Yecla, Cieza, Águilas, Torre Pacheco y Mazarrón”. Martiarena explica que el reto-competición estaba basado en unos paramentos cooperativos. “Es decir, que no solo era la recogida de vidrio, sino que los municipios debían implicar a todas las asociaciones deportivas, vecinales, centros educativos, etcétera. Demostrando que, además de ser los que más vidrio recogiera, debían tener campañas y acciones de sensibilización con el reciclaje de vidrio y la capacidad de implicación de colectivos de cada municipio”, puntualiza.

Pero ¿por qué la primera pista de baloncesto reformada con vidrio reciclado se ha instalado en Murcia? Según Martiarena, porque ha destacado en muchos de los parámetros que se evaluaban. “Acciones como la iluminación del Río Segura, edificios públicos y privados de color verde, color predominante de la campaña, con el objeto de concienciar sobre el reciclaje de vidrio, durante la campaña; acciones de Street Marketing con las brigadas cívicas repartiendo información; y acciones a pie de calle con grandes canastas de FOAM, de elaboración propia del municipio vinculando el reciclaje del vidrio con la práctica de deporte".

Asimismo, la ciudad ha destacado por su implicación en charlas en colegios, con la colaboración de más de 800 alumnos; visitas a comercios para fomentar en ellos el reciclaje de vidrio; la implicación directa de entidades deportivas, amateurs y profesionales como el UCAM Murcia CB; y la implicación de toda la corporación en las acciones.

El futuro de este tipo de iniciativas

De momento, no está previsto llevar esta pista de baloncesto a otros municipios. Si bien, “nunca cerramos la puerta a conseguir la movilización de los ciudadanos en pos de un reto de reciclaje de vidrio”, asegura Martierena. Por otro lado, el director de Marketing de Ecovidrio también advierte que es complicado, actualmente, llevar este tipo de pistas al ámbito profesional "a pesar de que cada vez más se usan materiales reciclados en la construcción”. “Sin embargo –apunta–, parece poco probable a corto plazo que se hagan con vidrio reciclado ,porque normalmente las normas del deporte te exigen el uso de otros materiales con prestaciones diferentes, como son el parquet o sintéticos”.

[Los desafíos del deporte encuentran respuesta en la innovación]

Tampoco tendrán iniciativas similares para el futuro. Aunque eso no exime para que Ecovidrio “siempre esté pensando en nuevas iniciativas que aporte un valor añadido a la sociedad. Campañas novedosas que combinen el reciclaje de vidrio con otros aspectos de nuestra sociedad y del deporte. Y, sobre todo, que esa labor tenga como fin aumentar la cantidad de vidrio recogido y que produzca un beneficio directo a las personas que contribuyen con la sostenibilidad”.

Según Ecovidruo, el vidrio que se deposita en los contenedores “se recicla al 100 %” y se utiliza para la fabricación de nuevos envases, de forma indefinida y sin perder las propiedades originales. Esta acción es, según la institución, “un elemento clave en la lucha contra el cambio climático. Al usar calcín –vidrio reciclado– en la fabricación de nuevos envases, se evita la extracción de materias primas de la naturaleza, evitando la erosión de los suelos y la deforestación de nuestro entorno. Además, se minimiza la emisión de CO2 en el proceso de fabricación y se ahorra energía”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here