Dallas vende el derecho de reciclaje de la ciudad a FCC

La ciudad estadounidense de Dallas ha adjudicado a FCC el concurso para la construcción y explotación de una planta para gestionar todos los residuos reciclables de la ciudad durante un plazo de 15 años, prorrogable otros 10 años más. El volumen de negocio asociado a la planta rondará los 270 millones de euros (300 millones de dólares).

Se trata de la adjudicación de un contrato en un enclave estratégico, ya que el entorno de Dallas-Fort Worth es la cuarta zona metropolitana de los Estados Unidos con cerca de 7 millones de habitantes, después de las de Nueva York, Chicago y Los Ángeles. El contrato supone que FCC recibirá en exclusiva durante el periodo de adjudicación todo el material depositado en el contenedor de residuos reciclables de la ciudad de Dallas. Al concurso convocado por el Departamento de Saneamiento Urbano de la ciudad estadounidense, se presentaron un total de 6 empresas. FCC resultó calificado en primera posición en los criterios técnicos de valoración del concurso.

Para el reciclaje de los residuos de la ciudad texana, FCC construirá una planta  automática de selección de última tecnología, donde aplicará las más modernas técnicas de separación y clasificación, incluida visión artificial, separadores ópticos, gravimétricos, etc. La nueva instalación clasificará por categorías todos los residuos que se recogen en el contenedor único para reciclar. La planta reciclará y devolverá al mercado miles de toneladas de papel, cartón, vidrio, plástico, metales, etc. generados por los ciudadanos de Dallas para su retorno al ciclo productivo.

FCC cuenta con una gran experiencia en plantas similares en varios países del mundo, con más de 50 instalaciones disponibles actualmente y similares a la propuesta para la ciudad tejana. Después de la reciente adjudicación al Grupo de Servicios Ciudadanos del contrato del Condado de Orange (Florida) hace pocas semanas, el primero de recogida de Residuos Sólidos Urbanos (RSU) de una empresa española en EEUU, y el de la gestión de los biosólidos de Houston a finales de 2014, esta adjudicación supone, para FCC, “la consolidación de su proyecto para lanzar su actividad de servicios en Norteamérica y capitalizar en dicho mercado sus más de 100 años de experiencia en el sector de servicios medioambientales en todo el mundo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here