40 años del coworking en España. Hablamos con la empresa que lo impulsó a comienzos de los 80

El primer espacio de coworking llegó en 1981 de la mano de Lexington, liderada actualmente por David Vega, que asegura que el este modelo "vive una nueva era dorada"
coworking en españa
Imagen de uno de los espacios de coworking de Lexington.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

El concepto de coworking se lleva escuchando relativamente poco en España. La crisis financiera de 2008 impulsó este modelo de negocio, especialmente por sus ventajas económicas (no pagar todos los gastos que conlleva una oficina, flexibilidad en los planes de contratación, personalización del servicio, posibilidad de una cancelación sencilla…), pero su origen data de mucho más atrás. El coworking en España llegó en 1981 de la mano de la empresa Lexington, liderada actualmente por David Vega, que asegura que este modelo de trabajo está viviendo una nueva era dorada.

“El coworking en España ya venía creciendo desde antes de la pandemia, pero la situación actual ha potenciado este tipo de espacios”, explica Vega a Innovaspain. ¿Hay hueco para todos? El CEO cree que sí, pero tiene claro que no será tan fácil. “Competimos contra empresas extranjeras que vienen muy fuertes, por eso en Lexington, tras 40 años de negocio de coworking en España, sabemos que lo más importante es darle alma a nuestros espacios”. Esto significa no caer en la estandarización. “Nosotros somos como un hotel boutique, en el que damos un trato personalizado y a medida de lo que requiere cada cliente”, apunta Vega.

Se estima que para 2030 los coworking en España coparán el 30% del mercado de oficinas, con una previsión de inversiones de más de 70 millones en los próximos años, según datos de Savills Aguirre Newman. Si bien en sus orígenes la principal ocupación de los espacios de coworking estaba protagonizada por freelances, pymes y startups, sus condiciones han propiciado que cada vez más multinacionales se interesen por ellos.

[Te puede interesar: De espacios de coworking a bibliotecas para universitarios]

Lexington toma estas cifras “con ilusión pero con cautela”, como expresa Vega. “Vislumbramos un retorno a la oficina y una bajada del teletrabajo en el corto plazo. Y aquí los espacios flexibles van a ser clave, porque harán de punto intermedio entre trabajar en casa o en la oficina de toda la vida”, añade el CEO.

La empresa se especializó en 2015 en nuevas líneas de negocio, con la creación de espacios personalizados para corporates. En 2020, durante la pandemia, además de abrir otro espacio en la calle Príncipe de Vergara de Madrid, abogó por el lanzamiento de nuevas soluciones de trabajo híbrido con el objetivo de adaptarse al nuevo contexto laboral y consolidó su gran apuesta por la transformación tecnológica.

“Para nosotros es un orgullo comprobar de primera mano cómo ha crecido el sector en nuestro país, cómo se ha especializado y cómo hemos construido, entre todos, un modelo de negocio que aporta flexibilidad y seguridad financiera a las empresas y bienestar a los equipos de trabajo”, concluye Vega.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

ZONA VIP

Accede a tus contenidos exclusivos

ZONA VIP

Accede a contenidos exclusivos

Suscribete a nuestra newsletter semanal