[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Cómo son los hogares digitales de España

El EY Decoding the digital home 2022 muestra cuáles son las opiniones de los consumidores en nuestro país sobre tecnologías, consumo o precios
hogares digitales consumo

La auditoría EY ha lanzado un informe a nivel mundial llamado EY Decoding the digital home 2022, en el que muestran cuáles son las tendencias principales en los hogares digitales, sobre todo, en cuanto al consumo, tecnologías, precios y demás. España ha tenido un gran protagonismo en el informe, ya que ha sido uno de los ocho países seleccionados para el estudio -que ha constado de unas 20.000 casas- y que ha demostrado ser “uno de los mejor conectados y de los que mejor valoran la calidad de los servicios digitales”.

"En este contexto de pospandemia, las necesidades digitales de las familias de todo el mundo evolucionan hacia unos hogares más conectados y que buscan calidad pero que se preocupan por los precios. Los proveedores deben reforzar sus ofertas, ofrecer capacidad de protección de la privacidad y una buena atención al cliente para destacar en un mercado cada vez más saturado y dividido", declara Victoria Fraguas, socia responsable del sector Tecnología, Media, Entretenimiento y Telecomunicaciones en EY España.

Cabe destacar que España, además de ser uno de los países con los hogares digitales mejor conectados también  tiene problemas, ya que los consumidores están muy preocupados por una posible subida de precios y por la seguridad y privacidad de los datos. Respecto al consumo, un 73% de españoles está inquieto por el aumento de precio en la conexión a internet y un 48% por la seguridad de los datos tras la pandemia. Del mismo modo, perciben un exceso de oferta y contenidos en el mercado y un 41% muestra dificultad a la hora de encontrar contenido en las diversas plataformas.

“El aumento del coste de la vida está provocando una presión importante en el consumo digital de los hogares”, aseguran en el informe. “De hecho, siete de cada diez hogares españoles teme que los proveedores de banda ancha aumenten sus tarifas y un 67% teme esta subida para los proveedores de contenidos audiovisuales. Por último, el 43% cree que paga demasiado por contenidos que no consume”.

Los hogares digitales en España

Por otro lado, hay que recordar que en España -al igual que en el resto del mundo- la compra de dispositivos inteligente avanza, pero lentamente. Todo por ello, por su alto coste -solo un 26% piensa que tienen un precio razonable-.

“Aplicaciones como el horno o la nevera inteligente tienen una penetración inferior al 6%, siendo los dispositivos más habituales para los españoles los altavoces inteligentes y los asistentes virtuales, con una penetración en España mayor a la media de la encuesta global: un 24% en altavoces inteligentes frente al 19% de media global y un 22% en asistentes virtuales respecto al 19% de media global”, indican en el inform.

De todos modos, el establecimiento físico sigue siendo el canal preferido por los consumidores: un 47% de encuestados españoles frente a un 42% a nivel global, seguido del canal online: 39%, tanto para los encuestados españoles como a nivel global.

El mundo online tras la pandemia

La vuelta a la normalidad “no digital” también existe tras la gran conectividad surgida en la pandemia. Así, un 32% de los españoles reconoce que planea reducir el tiempo online en la vuelta a la normalidad; un 30% piensa reducir el número de plataformas de streaming a las que está suscrito y un 22% está interesado en limitar el número de dispositivos conectados en sus hogares digitales.

En cuanto a la salud mental, muy importante para los encuestados jóvenes, destacar que el 51% de los menores de 25 años tiene en consideración el impacto negativo de Internet en su bienestar psicológico, mientras que, entre las personas de 25 a 44 años, un 44% es consciente de la existencia de contenido potencialmente nocivo en la red.

Por último, Victoria Fraguas identifica las oportunidades para los provedores que se dediquen a los hogares digitales: "Aportar la mayor claridad posible a la hora de transmitir la propuesta de valor, dar mayor confianza al consumidor sobre los ámbitos de seguridad y protección de datos, impulsar la innovación para diferenciar la propuesta de valor y ofrecer propuestas que tengan como prioridad un propósito social y medioambiental".

Recomendadas