residuos textiles construcción
Estudiantes de ingeniería de la UNAL que desarrollan materiales reciclados.

Todos los días, tan solo en Bogotá, Colombia, se generan cerca de 318 toneladas de residuos textiles. Para hacer frente a este problema un grupo de estudiantes de la Facultad de ingeniería de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL, sede Bogotá) trabaja en el desarrollo de placas para el hogar, térmicas y acústicas hechas a partir de este tipo de residuos. El proyecto fue uno de los ganadores de la final del Taller de Proyectos Interdisciplinarios (TPI) de la facultad.

El proyecto, que inició a finales de noviembre de 2019, está integrado por Sebastián Torres, estudiante de ingeniería mecánica; Carlos Alberto Pérez, estudiante de ingeniería electrónica; Valentina Monsalve y Yamid Rivera, estudiantes de ingeniería química. Nació con el objetivo de identificar problemas relacionados con los residuos textiles. Para ello, se acercaron al profesor Luis Alejandro Boyacá quien les sugirió aprovechar los residuos textiles así como desechos plásticos.

residuos textiles construcción
Una placa hecha con residuos textiles por estudiantes de la UNAL.

“Buscamos recuperar las propiedades que los residuos plásticos han perdido con la exposición al medio ambiente. Además de otorgar aumento de flexibilidad, en la resistencia a la tensión y disminución de la fragilidad del material, se puede obtener un incremento en las propiedades de aislamiento térmico y acústico, importantes en ciertos materiales de construcción”, explica Rivera.

Cuartos aislados, muebles o viviendas prefabricadas, son algunas de las posibles aplicaciones de este material, menos costoso que los convencionales y con mayores propiedades, según Rivera. Aunque inicialmente la investigación está enfocada en la producción de placas, se puede utilizar la misma materia prima para producir barras u otras formas, solo hace falta modificar alguna de las etapas del proceso de producción.

El proyecto se encuentra todavía en fase de investigación, aunque los estudiantes ya han hecho algunas muestras, así como estudios de mercado. Todavía quieren “ampliar la gama de aplicaciones que se le puedan dar al material en desarrollo”, precisa Rivera. “Nos gustaría tener la participación de empresas que estén interesadas en el tema, que nos puedan brindar su apoyo logístico y económico para mejorar el procesos y así, provocar sinergia entre la academia y la industria”, añade.

Los estudiantes reunieron plásticos utilizados y desechos textiles, para molerlos y armar la placa con una prensa hidráulica. Han comprobado que incluir los residuos de ropa ayuda a recuperar las propiedades mecánicas que pierde el plástico con el paso del tiempo y la exposición a la radiación solar. Por medio de esta forma de reciclaje, los estudiantes quieren reducir el impacto ambiental de la industria textil.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here