telecontrol agua AquArson

Hace diez años, la empresa vizcaína AquArson desarrollaba un sistema de telecontrol de riego para el Valle Inferior del Guadalquivir. El objetivo fue lograr que la Comunidad de Regantes pudiese gestionar de forma remota el riego. En pleno aniversario de esta innovación, el sistema sigue siendo pionero y referente nacional e internacional, como aplaude Antonio Morales, director de la Comunidad de Regantes del Valle Inferior del Guadalquivir: "para nosotros se ha convertido en una herramienta de gestión imprescindible”.

La Comunidad, que agrupa a más de 2.000 regantes y es una de las más antiguas de España con más de cien años de historia, gestiona de forma remota el riego de 19.000 hectáreas, con más de 3.000 parcelas de 2.000 regantes y una red de tuberías de más de 500 Km. El sistema de AquArson constituye un ejemplo de uso responsable del agua, con una infraestructura adaptada a una agricultura sostenible, eficiente y competitiva.

"El sistema nos ha permitido ganar en rigor y credibilidad, trasladando a nuestros propios comuneros una imagen de enorme conocimiento y control”, asegura Morales. Mediante el sistema de telecontrol de AquArson la comunidad gestiona de forma inteligente todo el proceso, disponiendo de información en tiempo real sobre todo lo que sucede. La obtención de los datos de caudales, los volúmenes consumidos, o las presiones, entre otros parámetros, pero también la organización de los turnos de riego, la planificación de las demandas o la previsión de los consumos, permiten controlar el entorno medioambiental del riego para realizar una gestión eficiente de los recursos hídricos, enfocado a una mayor productividad.

"Hace una década esto era algo impensable, ya que todos los sistemas de telecontrol fracasaban en las instalaciones de cierta envergadura", recuerda Morales. La implantación realizada en el Valle Inferior del Guadalquivir formó parte de la gran obra de modernización que se acometió en 2008 para renovar todo el sistema de riego primitivo de la comunidad a base de acequias de hormigón. “Aún hoy siguen visitándonos regantes y técnicos de todas partes del mundo para ver las instalaciones y una de las cosas que más llama la atención es el sistema de telecontrol", afirma Antonio Morales.

Fiabilidad tecnológica y robustez

El sistema se basa en una red de comunicaciones por radio muy fiable, con un consumo extremadamente bajo y resistente a todos los inconvenientes de estar en intemperie, como las grandes oscilaciones de temperatura que hay en la zona. Consta de una red fija de dispositivos distribuidos en todas las parcelas, que se comunican a través de un Driver OPC con un software de control donde se reciben todos los datos. El Driver OPC, desarrollado por AquArson, permite integrar todos los protocolos de comunicaciones; es universal y abierto a dispositivos electrónicos de todos los fabricantes. La Comunidad de Regantes realiza la gestión a través del software y de la App de control de riego, que permite acceder desde un móvil o tablet.

En pleno contexto de celebración, la Comunidad de Regantes afronta el futuro con el reto de seguir aumentando la eficiencia de su sistema de riego. Su horizonte de mejora se sitúa en el ámbito de las parcelas, una vez que los agricultores conocen bien la distribución actual. Pretenden incentivar el ahorro en el uso individual del agua, favoreciendo las transformaciones a través de herramientas como el riego programado o suministrando la presión necesaria para el riego por goteo las 24 horas del día. “Creemos que a este nivel también nuestro telecontrol les puede ayudar”, apunta Morales.. También se orientan a la incorporación de la tecnología sensórica en plantas y suelos que permita la recogida y análisis de datos complementarios, con el objetivo de poder aconsejar de forma individual sobre las dosis de riego o los mejores momentos para su aplicación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here