Cepsa Montrel gasolineras

Ambas compañías españolas, Cepsa y Montrel, han logrado una patente de invención nacional que puede colocar a las gasolineras en un punto de plena autonomía. Básicamente se trata de un sistema que permite la descarga automática de hidrocarburos, optimizando sus horarios y mejorando la seguridad de la operación. De momento, aún se encuentran en la fase piloto; asimismo, ya están están integradas, por sus pruebas en cuatro gasolineras de Andalucía y Valencia.

“Después de tres años de desarrollo del proyecto –ha declarado Julio Hernández Penide, responsable de tecnología del área comercial de Cepsa– estamos muy orgullosos de completar la fase final de pruebas reales del sistema e integración informática, lo que supone un hito más en el desarrollo de innovación y tecnología aplicada a nuestro sector”.

La gestión automática de las descargas de carburantes líquidos ya está bastante avanzada. Este nuevo sistema refuerza las medidas de seguridad en el proceso de descarga, gracias “al control y la monitorización electrónica y centralizada de todas las etapas del proceso: recepción automática de albaranes, verificación de precintos o confirmación de todas las acciones de seguridad necesarias y con la posibilidad de supervisión remota desde un centro de control, entre otras”, explican.

[Lea también: La unidad química de Cepsa evoluciona con Inteligencia Artificial]

Además, este nuevo sistema, mediante su pantalla táctil, asiste al conductor durante las operaciones de descarga de los camiones cisterna, gracias a un puesto inteligente de control local, de manera que puede desarrollar toda la operativa de manera segura y sin la intervención de personal de la estación, reduciendo los errores de factor humano y el contacto directo de los profesionales con los productos.

Por otro lado, cuenta con un sistema de Terminal de Gestión de Descargas (TGD) para que se evite o palie el riesgo de contaminación entre productos, ya que permite una identificación inequívoca y segura de cada hidrocarburo, “así como las cantidades cargadas en cada compartimento de la cisterna mediante comunicación con un pequeño dispositivo hardware encapsulado que suministra Montrel, denominado TAG”, explican desde esta compañía industrial. De esta forma, se puede impedir que descarguen productos que no coincidan con los tanques de almacenamiento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here