CAPSA Food Izertis

CAPSA Food se ha unido a la consultora tecnológica Izertis para llevar a cabo el acompañamiento, desarrollo y despliegue de su Oficina de Innovación Tecnológica (OIT). El proyecto ha cerrado su primera fase del servicio (diagnóstico) y ha podido ser ejecutada durante la fase dura de la crisis por el COVID-19 mediante la celebración de más de 30 entrevistas individuales y grupales junto sesiones de co-creación y dinámicas de Design Thinking en formato remoto, en la que han participado más de 50 profesionales de CAPSA Food.

Con esta iniciativa, la compañía láctea consolida su apuesta por la tecnológica como palanca fundamental para afianzar su posición como referente en el sector agroalimentario, junto al socio tecnológico líder en la comunidad autónoma. El acuerdo con Izertis se centra en la definición estratégica y metodológica de la Oficina de Innovación Tecnológica.

“Desde CAPSA Food vemos necesario fortalecer la innovación de base tecnológica como fuente de generación de valor, para lo cual es fundamental ampliar nuestras capacidades en este ámbito con el objetivo de ofrecer una respuesta ágil, coordinada, responsable y eficiente a los retos presentes y futuros de Capsa Food” comenta Richard Villaverde, CIO de CAPSA Food.

[Te puede interesar: CAPSA Food lanza un nuevo proyecto para fomentar la alimentación del futuro]

"Esta nueva línea de actividad tiene la misión de liderar, promover y coordinar las innovaciones tecnológicas a implantar en los procesos de negocio, a través del análisis de las oportunidades existentes en el mercado y la estrecha colaboración con los habilitadores de las áreas funcionales de la organización. Será el punto de referencia donde el negocio se fusione con la tecnología", añade.

La actual situación de pandemia ha venido a refrendar la decisión que CAPSA Food tomó a principio de año con la puesta en marcha de la Oficina de Innovación Tecnológica y la búsqueda de un aliado como Izertis para su definición. La tecnología digital es la llave que permitirá potenciar la flexibilidad de la empresa, su resiliencia, el compromiso con su canal de distribución, la transparencia con sus consumidores, la eficiencia operativa y la responsabilidad con sus empleados y el campo. Todo ello en un entorno cambiante e impredecible en el largo plazo.

"Para Izertis es un privilegio poder formar parte del proceso de transformación digital de una empresa industrial de referencia que, además, muestra desde hace años un marcado compromiso basado en la mejora continua mediante soluciones tecnológicas de alto valor y de un producto final comprometido con la calidad", sostiene Miguel Ángel Acero, Head of DX Consulting Services de Izertis.

Asimismo, la compañía lactea refuerza su confianza en Izertis como socia tecnológica con este nuevo proyecto, tras haber ejecutado en conjunto diversas iniciativas de digitalización de blockchain, IoT y movilidad durante los últimos meses. Todas ellas destinadas a incrementar la eficiencia de los procesos y mejorar la trazabilidad de las operaciones.

Fases del proyecto

El despliegue comenzó con el análisis de la situación y la planificación de la estrategia de innovación tecnológica y transformación digital, en la que ha estado involucrado el personal de CAPSA Food. Con ello se ha diseñado una visión estratégica a medio plazo y una hoja de ruta de diferentes iniciativas que facilitan la aceleración del proceso de transformación digital, para aumentar la competitividad gracias a elementos de innovación en sus diversos procesos de producción.

Este será el punto de partida para abordar con solvencia un mayor número de proyectos de carácter tecnológico alineados con la estrategia empresarial y compromiso con la sociedad de CAPSA Food. La implantación de este proyecto tendrá su base en la sede central de la compañía asturiana en Granda-Siero, estando prevista su puesta a punto para el verano de este año.

COVID-19

El comienzo del proyecto tuvo lugar la segunda semana de marzo, unos días antes del comienzo del confinamiento. Durante estos dos meses se han podido involucrar unas 55 personas en los trabajos de análisis y puesta en marcha. El uso de herramientas colaborativas y las metodologías de teletrabajo han permitido que, pese a la distancia, el proyecto siga dentro de las mismas fechas del planning original.

El propio COVID-19 y sus consecuencias han sido otra de las variables que se han tenido en cuenta para incorporar dentro de la nueva situación que la tecnología deberá abordar en el corto plazo para mantener a CAPSA liderando su sector.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here