Braibook, el ebook para ciegos

Braibook

A Carlos Madolell se le encendió una luz que otros no tienen. Mientras viajaba en autobús, leyendo un libro electrónico, entró un ciego que le hizo pensar en las posibilidades que las personas con esta discapacidad se perdían. Este hecho puede haberle cambiado la vida ya que, a partir de ese momento, nació Braibook. El producto, destinado a personas con ceguera, transforma todo tipo de documentos de texto, en cualquier formato e idioma, al código braille. Apoyado por la aceleradora Lanzadera, este prototipo será distribuido y comercializado muy pronto con la colaboración de la ONCE.

“Busqué en Internet, pero era muy difícil conseguir información de este tipo de producto, así que contacté con diferentes asociaciones que me comentaron los problemas que tenían para este tipo de casos”, afirma Madolell. Cuando los invidentes van por la calle, o están en un banco, o viajan en metro, necesitan de sus otros cuatro sentidos para poder realizar una sola actividad. Por ejemplo, no pueden ir por la acera con un audiolibro, ya que no oirían los semáforos o las advertencias del transporte público. Para solucionar este problema, Madolell, ingeniero de Electrónica, Industria y Automática, ha creado un sistema “que nadie había hecho antes”.

El texto, en braille, pasa por debajo del dedo del usuario, como un papel LED, lo que él denomina “lectura pasiva”. A través de un cable USB o una tarjeta de memoria, el software de Braibook convierte automáticamente cualquier documento en código braille. “Facilitamos el trabajo, ya que no hace falta que vayan pasando el dedo por la superficie”, asegura. Se deja quieto, y el texto va pasando por debajo. El dispositivo puede parar, aumentar y disminuir la velocidad de la lectura y pasar a otros documentos. Además, esta tecnología también es capaz de traducir cualquier idioma al braille, un proceso que, según Madolell, ha sido “muy difícil”.

Todavía tiene que verificar que la lectura pasiva funciona, si bien las pruebas “han sido un éxito”. Es por ello que, de momento, no piensa en realizar otra versión, aunque pretende añadirle mejoras. Incluso, “si todo va bien”, quiere crear tecnología para personas con cualquier discapacidad, diversificando así los posibles producto de su compañía. Pero es cauto: “todavía tenemos que ver la respuesta del mercado”, admite. El futuro más inmediato de Braibook se encuentra en Latinoamérica, ya que pronto presentará el dispositivo en una feria para invidentes, y en las islas británicas, donde está negociando salir en el porfolio del Instituto Nacional de Ciegos de Inglaterra.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here