Boomva

Hace tres años, los caminos de Víctor Ortega y Eduard Justicia se unieron en Fintonic, la startup fintech que comenzaba por aquel entonces su andadura. Ahora, estos socios emprendedores acaban de lanzar Boomva, una plataforma global de servicios del día a día. Esta app conecta a profesionales con usuarios que requieren de un servicio cotidiano o de manera puntual, con la ventaja de poder comparar diferentes profesionales gracias a un sistema de valoraciones. En tan solo un mes ya cuenta con más de 800 profesionales adscritos y distribuidos en ocho sectores: bienestar, belleza, cuidados, hogar, clases particulares, ocio y eventos, empresa y mascotas.  

Además de los servicios tradicionales, Boomva cubre otras necesidades menos habituales como son la ayuda de un personal shopper, nutricionista, costurera, paseador de perros, asistencia a tercera edad, especialista en marketing o planificador de bodas. "En las plataformas especializadas hay una competencia feroz. El hecho de ser globales nos da un plus añadido y nos permite tener una mayor frecuencia de uso", explica a Innovaspain Víctor Ortega, CEO de Boomva.

Operativa en Madrid y Barcelona, la startup pretende llegar al resto de ciudades españolas en los próximos meses. "Una misma persona puede necesitar un día la ayuda de un fontanero y al siguiente la de un diseñador gráfico. Nuestro objetivo es convertirnos en la app de referencia de esa persona, y que directamente acuda a Boomva ante cualquier necesidad que le surja, sabiendo que nuestra app le ofrecerá un servicio fiable, rápido y de calidad", comenta Ortega.

Boomva app
Víctor Ortega y Eduard Justicia, fundadores de Boomva.

Para contratar un servicio a través de Boomva, el cliente busca en la plataforma el profesional que mejor cubra sus necesidades y se comunica con él a través de un chat. Una vez acordado y confirmado el servicio, se emite el pago, el cual es retenido por Boomva hasta que el servicio se produzca y el usuario publique su valoración hacia el profesional. En ese momento se desbloquea el pago transfiriéndose finalmente al trabajador. Así la app asegura a ambas partes una experiencia fiable.

Uno de los objetivos que se marcaron los fundadores fue que el desarrollo de la plataforma beneficiase tanto clientes como profesionales, a los cuales les permiten gestionar sus servicios de manera centralizada desde un dispositivo móvil. "Queremos que los profesionales sean los verdaderos embajadores de la app", sostiene Ortega, que anticipa que en las próximas dos semanas "sacaremos una web mejorada".

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here