Blappy, el nuevo Whatsapp para discapacitados visuales y auditivos

Blappy

En España hay cerca de un millón de personas que tienen discapacidad visual y alrededor de otro millón que tienen discapacidad auditiva, según el Centro Español de Subtitulado y Audiodescripción (CESyA). Por eso, investigadores de esta institución, gestionada por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), han desarrollado Blappy, una aplicación gratuita para smartphones que permite la comunicación por chat entre dos personas con diversidad funcional.

La finalidad de Blappy es hacer posible una comunicación ágil entre dos personas con discapacidad visual y/o auditiva. Su creador, Adrián Baeza, la ha definido como “una herramienta que permite el diálogo cuando los interlocutores no comparten el mismo canal de comunicación, ya sea por diversidad idiomática o por diversidad funcional”. Para ello convierte mensajes de voz en texto y viceversa. Además, también ofrece la posibilidad de incluir imágenes con alto contraste, hacer zoom en la pantalla y es compatible con el servicio de accesibilidad TalkBack, diseñada por Google para discapacitados visuales.

Por el momento Blappy sólo estará disponible para Android, pero, como ha reconocido Belén Ruíz, directora gerente del CESyA “ya se ha iniciado la fase de desarrollo para la plataforma IOS. En un periodo inferior a un año ya estará disponible”. Para utilizarlo, tras descargarse la app, los usuarios deben registrarse y habilitar el bluetooth para conectarse con otro interlocutor, si bien éste no debe estar a más de 30 metros de distancia. A partir de ese momento, se pueden enviar los mensajes por dos vías: escribiendo en el teclado, o por un reconocedor de voz. Ruíz ha matizado que la app funciona sólo por bluetooth porque, de esta manera, el usuario “puede rastrear otros dispositivos cercanos, conectarse a ellos e iniciar una conversación”.

Una de sus principales aplicaciones prácticas, según ha reconocido el creador de la aplicación Adrián Baeza, es que se utilice como herramienta de comunicación en las instituciones públicas. En su opinión, “si estas instituciones tuvieran esta aplicación disponible en los diferentes puntos de información, las personas con alguna diversidad sensorial podrían, de forma sencilla, sin tener que dar ningún dato personal y sin suponer un coste monetario, entablar una conversación sin barreras y de forma cercana gracias a la tecnología bluetooth”.

La aplicación está disponible en cuatro idiomas (español, inglés, francés y portugués), aunque su tecnología permite traducir las conversaciones a todos los idiomas. Según ha explicado Baeza, “Blappy detecta el idioma en el que está configurado cada dispositivo y traduce las conversaciones automáticamente mediante el traductor de Google cuando el idioma de ambos dispositivos no es el mismo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here