bbva tarjeta aqua

Con un rotundo "continuamos innovando" ha presentado Gonzalo Rodríguez la nueva familia de tarjetas sin numeración y CVV dinámico de BBVA. Es la primera en España, algo que para el director de Desarrollo de Negocio del banco supone "un hito en los medios de pago". El objetivo de esta nueva apuesta es garantizar mayor seguridad en todas las operaciones online de los usuarios.

En España se realizan más de 500 millones de pagos con tarjeta de crédito o débito al mes, unas cifras que para Rodríguez son lo suficientemente potentes como para "crear una tarjeta con la que el cliente no tenga el temor de perderla o que se la roben". Cada vez que el cliente quiera realizar una compra deberá acceder a la app de BBVA y consultar el número de la tarjeta, el CVV y la fecha de caducidad. Esta funcionalidad está basada en tecnología de cloud y en algoritmos criptográficos avanzados para asegurar la inviolabilidad del código generado para el usuario final.

Aqua, como se ha denominado a la nueva línea de tarjetas, es "una revolución en los medios de pago", asegura Rodríguez. Con su lanzamiento BBVA quiere ir más allá de los cambios introducidos por PSD2 (la normativa de pagos europea) en materia de seguridad. El banco fue la primera entidad financiera española en desplegar de manera masiva entre sus clientes el nuevo proceso de verificación de las transacciones electrónicas que exige una doble autenticación del cliente en las compras en Internet.

La tarjeta se emitirá en plástico reciclado, cumpliendo así con el objetivo de BBVA de reducir el impacto medioambiental. Anteriormente a Aqua, BBVA ya distribuyó otras tarjetas fabricadas con plástico de origen reciclado procedente de diferentes industrias como embalaje, impresión, automoción o ventanas. "Esta iniciativa va más allá del lanzamiento de una tarjeta. Es una nueva experiencia para nuestros clientes", valora Rodríguez.

Proyecto global

Aqua permite el pago con el móvil en comercios físicos aumentando las posibilidades de operar con este nuevo producto. "Es un proyecto global", asegura Rodríguez, que ya ha concretado la fecha de inicio de su uso: será a finales de este mes. Actualmente, BBVA ya ha desplegado esta iniciativa en México y Turquía. Recientemente, el banco lanzó toda la experiencia de pago unificado en el móvil en México y a lo largo del próximo año los clientes de este país dispondrán de tarjetas con material reciclado sin PAN ni CVV. Los clientes en Turquía ya disponen de una tarjeta sin PAN ni CVV y próximamente se implantará el CVV dinámico. El objetivo es llevar esta misma experiencia también a otros países como Perú o Colombia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here