Armeo Spring, el robot que ayuda a recuperar la movilidad en los brazos mediante juegos

Se utiliza en el Hospital de Guadarrama para reforzar la terapia funcional en la rehabilitación del brazo

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha visitado el Hospital de Guadarrama y ha conocido el funcionamiento del robot ‘Armeo Spring’
El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha visitado el Hospital de Guadarrama y ha conocido el funcionamiento del robot ‘Armeo Spring’

En el Hospital Guadarrama se ha incorporado recientemente un nuevo robot de última generación para la rehabilitación de los brazos. Se llama ‘Armeo Spring’ y su misión es reforzar la terapia funcional por limitación de movilidad del miembro superior, que puede estar provocado por un ictus, lesión medular, polineuropatía o fractura de húmero.

Ya se ha utilizado en la rehabilitación de 20 pacientes con un balance muy positivo, según ha señalado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en la visita que ha realizado recientemente a dicho centro.

Realidad virtual y juegos

El dispositivo propone realizar ejercicios terapéuticos funcionales en un entorno de realidad virtual, mediante juegos. Las intervenciones con el ‘Armeo Spring’ se basan en el principio de neuro plasticidad, la capacidad del cerebro para formar redes nuevas o modificar las existentes de forma constante, y que se mantiene aun cuando se ha sufrido un daño cerebral. Es la base de la memoria y el aprendizaje, e implica una visión dinámica de los mecanismos cerebrales. 

Ruiz Escudero ha señalado que la utilidad del robot como terapia complementaria “se apoya en las teorías internacionales más recientes de control motor y aprendizaje motor, mediante un brazo ajustable que ofrece ejercicios intensivos, repetitivos y orientados a tareas concretas dentro de una amplia área de trabajo en tres dimensiones”. Este recurso permite proporcionar un desafío entre paciente y robot que lo motive y vincule a su proceso neuro rehabilitador. 

La estructura, a modo de esqueleto exterior, está conectada a un software que soporta el peso del brazo y contrarresta el efecto de la gravedad, de manera que incluso los pacientes más severamente afectados pueden practicar los ejercicios para recuperar y mejorar el control motor. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here