[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Ancla Life: la salud mental como éxito emprendedor

La nueva asociación, enfocada en eliminar el estigma que rodea la salud mental en el emprendimiento, ha presentado su programa piloto para reducir la ansiedad, el estrés y la depresión y con el que aspira a ser un referente en España
Ancla Life
De izquierda a derecha: Diego Ballesteros y Pablo Nebrera, presidente y vicepresidente de Ancla Life, junto a Gustavo Diex, fundador y director del Instituto Nirakara.

Diego Ballesteros lleva 25 años en el mundo del emprendimiento. Durante su carrera ha logrado varios exits para sus startups y diferentes rondas de financiación. Sin embargo, su mayor éxito no ha sido alcanzar la cima económica. De hecho, pese a los logros, emprender no ha sido para él un camino de rosas. "Los problemas llegaron muy pronto, desde mi segundo año", ha reconocido durante la presentación de Ancla Life, el proyecto que ha conseguido sacarle de una depresión que se produjo durante el inicio de la pandemia.

La nueva asociación está enfocada en eliminar el estigma que rodea la salud mental en el ámbito emprendedor. Ballesteros, junto a sus compañeros de viaje –"en una aventura que me ha hecho recuperar la ilusión", como él mismo confiesa– Pablo Nebrera y Gustavo Diex, acaba de arrancar un programa piloto con el fin de reducir la ansiedad, el estrés y la depresión y con el que aspira a ser un referente para los emprendedores en España. En junio, se conocerán los resultados y las primeras conclusiones que se recogerán en el primer estudio de Ancla Life.

En un momento en el que la salud mental tiene un impacto cada vez más directo en nuestras vidas, Ancla Life se compromete a tratar posibles problemas de ansiedad o depresión devenidos del estrés o ritmos de vida muy acelerados. "El programa está siendo terapéutico también para nosotros", ha asegurado Ballesteros, consciente de que será complicado terminar con el estigma en torno a la salud mental, "aunque estoy seguro de que con este programa lograremos que se hable con mayor naturalidad de ello".

El programa toma su nombre de ese ancla al que agarrarse cuando se necesite ayuda para cuidar e impulsar a emprendedores a salir de sus estados emocionales y mentales que les impiden crecer. "Los emprendedores estamos comparándonos constantemente. ¿Qué harán mis competidores? ¿Cómo nos anticiparemos a ellos? ¿Cuánto facturaremos? Y nos equivocamos, no todo depende de nosotros", reflexiona Pablo Nebrera, vicepresidente de Ancla Life.

El objetivo de Ancla Life es llegar al máximo número de emprendedores posibles para conseguir un impacto positivo en el ecosistema emprendedor a través de una comunidad muy arraigada dotada de las mejores herramientas, consejos y experiencias personales. "En el emprendimiento estamos siempre haciendo y pocas veces siendo. Es hora de cambiar el chip", apunta Nebrera.

Actualmente, Ancla Life se encuentra desarrollando pautas para paliar los estresores del emprendimiento muy vinculados con el miedo al fracaso. Destacan también la importancia de gestionar la incertidumbre o la invulnerabilidad para avanzar de forma consciente y sin salirse de las expectativas. Amparada por la Universidad Complutense de Madrid, esta iniciativa cuenta con profesionales de referencia del sector y una línea de investigación que avala la necesidad de abordar esta problemática. Así, los equipos de Nirakara, Sociedad Científica dedicada a la Investigación y Formación en Ciencias Cognitivas están investigando para ayudar a otros a comprender por qué se desarrollan estos problemas derivados de la salud mental.

"Es fundamental sentirse cómodos con el fracaso", ha afirmado Gustavo Diex, fundador y director del Instituto Nirakara. "Los emprendedores no son superhéroes. De hecho, no estamos preparados como seres humanos a sostener el estrés continuado", añade Diex, quien ha planteado una cuestión durante la presentación del proyecto: "El emprendimiento es creatividad. ¿Se puede ser creativo estando estresado? Difícilmente".

Los estudios desarrollados en el marco de Ancla Life han revelado cómo la exposición continuada al estrés sin una adecuada gestión puede desencadenar trastornos afectivos o de la ansiedad. Además, cuando los emprendedores tienen un sentimiento de fracaso, suelen aislarse y no pedir ayuda. La combinación de estos factores expone a los emprendedores al riesgo de desarrollar depresión.

Hasta el momento, Ancla Life ha desarrollado un primer programa con sesiones de entrenamiento sistemático que han ayudado a profundizar en la concepción y tratamiento del estrés, la ansiedad o la depresión. Estas estrategias de enfrentamiento juntos con las clases en mindfulness y regulación emocional han permitido disminuir significativamente los problemas mentales de los emprendedores que ya se han sumado al programa.

Recomendadas