ODS Ametic

SANTANDER. Cuando se habla de sostenibilidad, o de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), se suele pensar en ecología, en sociedades verdes. Pero el término sostenibilidad, al igual que esos 17 objetivos, son mucho más que eso. Es por eso que en el 33º Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones han reunido a tres expertos en innovación e inversión que han mostrado cómo introducir mejoras en la I+D+i, cómo buscar financiación y cómo todo eso puede estar relacionado con los ODS.

Es evidente que las tecnologías a las que siempre nos referimos son transversales para conseguir estos 17 ODS. Y es verdad que ninguna es concretamente para eso y, a la vez, sirven para todo. Que tengamos la capacidad de perseguir esos ODS también dependerá de todos los agentes, tanto públicos como privados”, ha declarado Antonio Alcolea, subdirector general de Fomento para la Sociedad de la Información (Secretaría de Estado para el Avance Digital). 

Según Alcolea, durante el último año y medio, en la Secretaría de Estado para el Avance Digital han querido englobar tecnologías altamente disruptivas. Y no porque quieran reconvertirse en otra institución o sector, sino que “solo queremos contribuir a los procesos. Queremos fortalecer el sector TIC para que sea un agente con un peso más relevante. La apuesta por la I+D+i es esencial para nosotros”, ha explicado. “Tradicionalmente hemos tenido programas de apoyo al sector, y todos enfocados para empresas TIC, solo admitimos empresas de este tipo. Apoyamos impactos significativos en el desarrollo industrial, así como en ejes para la transformación digital, como la innovación. Y es que hay sectores, como por ejemplo el financiero, que no necesitan ayuda, pero otros quizá sí”. 

Por su parte, Javier Ponce, director general del CDTI, ha afirmado que están “haciendo una apuesta tremenda por la innovación. Pero nosotros diferenciamos entre la investigación, desarrollo e innovación, no es un todo. No podemos pedir a una micropyme que haga una I+D+i completa, pero sí un cierto nivel de innovación. Queremos acercar la tecnología al ciudadano, y creo que lo podemos conseguir. Y, por supuesto, conseguir una parte de compra pública comercial”.

Del mismo modo, Ponce ha explicado sobre la sostenibilidad y los ODS que “podemos decir que la sostenibilidad es un eje transversal de las nuevas estrategias en innovación. Los indicadores habrá que establecerlos. Nosotros los establecemos con convocatorias de misiones, y tres de estas están encadenadas con los ODS, porque queremos buscar la mayor eficiencia en objetivos como la movilidad, por ejemplo. Es raro ver estrategias donde no esté implicada la sostenibilidad”.

“Nosotros –ha incidido Ponce–, definimos instrumentos de financiación para empresas, invirtiendo en ellas. Tenemos un abanico para contribuir en todas las etapas de crecimiento de un negocio de tecnología. Pero también hay que analizar la infraestructura empresarial que tenemos en España. Buena parte de la inversión privada en nuestro país no tiene peso financiero. Tenemos que crecer al ritmo de nuestro tejido empresarial. Tenemos que crecer a un ritmo razonable. Cuando la inversión pública subió en 2007 la privada bajó: un efecto sustitución que no puede volver a ocurrir”.

La transformación digital actual, relacionada directamente con la sostenibilidad de nuestras sociedades, es una nueva revolución. Como ha explicado Jordi García Bustrenga, director de Operaciones y Estrategia de Enisa, “de cara al futuro hay que pensar en la historia. Hemos vivido varias revoluciones y todas han sido disruptivas, pero han sido también revoluciones tecnológicas, económicas y sociales. Es, en general, un cambio sociotecnológico. Cambios de estilo redistribuidos a uno global”. 

Concretamente, sobre esta revolución actual García Bustrenga ha argumentado que el cambio viene visualizado en un estilo de vida. “Empieza con tecnologías, móviles, todos queremos uno. Luego con la crisis (en todas las crisis suelen haber guerras, aunque de momento no ha habido) y, por último, una tercera fase que es la época dorada donde todos tienen experiencias adquiridas. El sueño europeo es la ciudad ‘verde’, la digital”. Según él, la fórmula es el conocimiento, que da palanca al capital y a la actividad económica. Y esta, a su vez, mueve otra palanca, representada en el estilo de vida. Y así es la rueda.

“El planteamiento, de manera conjunta, puede cambiarse, pero en el centro debe estar la palanca económica. Todo esto debe ser coordinado entre todos. Quisiéramos, en los próximos años, enfocar todo esto hacia un estilo de vida bueno. Y esto es lo que está relacionado con cinco de los 17 ODS: movilidad sostenible, edificación para todos, frenar despoblación, ser cuidado y cuidarse. Así es como intentamos ir hacia unas líneas concretas de innovación”, ha afirmado. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here