Airbnb se alía con Easyoffer para gestionar las sanciones a sus usuarios

Easyoffer fue fundada en 2015 por dos hermanos de origen danés, Martin y Thomas Andersen, en la imagen.

La española Easyoffer ha llegado a un acuerdo con Airbnb para ofrecer asesoramiento legal especializado a las personas que comparten ocasionalmente su hogar de forma no profesional y que se han visto afectadas por las sanciones por alquiler de viviendas de uso turístico en Barcelona. En concreto, el Ayuntamiento de Barcelona ha abierto hasta la fecha un total de 6.197 expedientes disciplinarios a inmuebles supuestamente irregulares. Aquellos sancionados habrían supuestamente cometido una infracción grave y las multas oscilan entre 30.000 y 60.000 euros.

El acuerdo contempla la creación de un área de especialización en la web de Easyoffer que identifica a bufetes de abogados con experiencia en esta materia que puedan dar el mejor asesoramiento a los afectados de home sharing, es decir, a aquellas personas que comparten su vivienda habitual ocasionalmente de forma no profesional. De esta forma, tendrán acceso directo dentro del marketplace Easyoffer a cinco despachos de abogados especializados. De estos equipos jurídicos pueden llegar a recibir asesoría y hasta tres presupuestos entre los que comparar para tramitar su caso.

“Esta que estamos realizando en Barcelona durará hasta finales de noviembre y queremos que sirva también para otras ciudades de España”, ha declarado a este medio Martin Andersen, CEO de Easyoffer, que ha revelado que “el acuerdo comenzó a fraguarse este verano”, además de valorar “que una empresa como Airbnb confíe en nuestra plataforma nos hace pensar que vamos por el buen camino”. La plataforma, que está actualmente centrada en su expansión nacional y prevé dar el salto fuera de España en 2018, cuenta con más de 5.000 abogados y asesores y ofrece letrados especializados en diferentes áreas del derecho. “En esta nueva aventura con Airbnb nos centramos en clientes potenciales para hacerles la vida más fácil”, confirma Andersen.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here