Agua versus virus BID

Por Alessandro Minatta y Marcello Basani. Esta columna fue publicada originalmente en el blog Volvamos a la fuente del BID.

La lógica de todo aquello que está fuera de las expectativas normales y produce un impacto tremendo, junto a otros importantes aspectos, es considerado un “cisne negro” y hace que lo que no sabemos sea más importante que lo que sabemos, afirma el Economista Nassim Nicholas Thales en su libro titulado El impacto de lo altamente improbable.

El virus del COVID-19 irrumpió a inicios de este año, desencadenando consigo una enorme serie de crisis interrelacionadas entre sí, de salud pública, económica y financiera a nivel global. Como consecuencia de ello, su impacto en nuestra forma de vida podría ser la mayor en casi un siglo (Mckinsey, Mayo 2020).

El sector de agua, saneamiento y residuos sólidos tiene un rol clave para enfrentar la pandemia, más aun considerando que el riesgo de una crisis del agua es uno de los 10 más importantes a nivel global en el año 2020 (según Foro Mundial de Competitividad), pues incide directamente sobre la salud humana, entre otros. El sector es fundamental para la prevención de la contracción y la propagación del COVID-19. Una de las medidas más costo-efectiva para reducir la pandemia es el lavado de manos con agua y jabón. Esto requiere un acceso confiable a instalaciones básicas de higiene tanto en el hogar, como en centros de salud o educativos, así como buenas prácticas de higiene.

En el desafiante contexto actual del sector, los retos están comenzando a producir soluciones innovadoras. Así, afortunadamente existen alrededor del mundo, y muy especialmente en la regional de América Latina y el Caribe (ALC), múltiples iniciativas que promueven ideas, impulsan desarrollos y apoyan la creación de nuevos productos y servicios, contribuyendo así a canales de acceso a mejorar la calidad de vida de las personas.

Hay ya diversos ejemplos de innovaciones generadas que contribuyen a afrontar la pandemia, como el SARS-GOanalytics que determina el número de unidades genómicas del virus que provoca el COVID-19 presentes por litro de agua y se está probando en las alcantarillas de Valencia, España; así como también el sistema portable de purificación de agua a base de energía renovable “The SunSpring Hibryd” que puede producir hasta 10.000 de agua al día o, siguiendo con los ejemplos, asegurar el abastecimiento de agua a través de diferentes mecanismos como en Colombia o Ecuador ante las actuales dificultades.

Precisamente para incentivar la innovación en el sector, el BID y la Fundación FEMSA lanzaron recientemente el Premio BID-FEMSA 2020, que desde 2009 reconoce a los emprendedores que mejoran vidas con soluciones innovadoras en agua, saneamiento y residuos sólidos. Y en menos de un mes, el BID lanzará la segunda edición del Premio Ideas en Acción, para empresas de agua y saneamiento.   

Hoy más que nunca es fundamental que ALC acelere la identificación y apoyo al desarrollo de innovaciones que contribuyan a brindar soluciones durante la pandemia y en la nueva normalidad posterior a la crisis. En tal sentido, también se han generado diversos ámbitos de oportunidad regionales en formato digital para canalizar iniciativas y difundir soluciones vinculadas al sector como “Cada Día Cuenta Latam Hackathon”, que ha recibido más de 850 propuestas. También “Sin Desperdicio México” ha recibido más de 150 iniciativas y Pro-videm obtuvo una mención especial por ser un sistema de monitoreo de la calidad del agua en tiempo real para granjas acuíferas. Por su parte, “LAC-innovators-Covid-19” cuenta con más de 650 soluciones innovadoras de la mayoría de los países de la región, como por ejemplo Remote Waters. Además, “hackcovid19” recibió a más de 1000 participantes de Argentina, Costa Rica y Uruguay.

Recientemente desarrollamos un webinar sobre tencologías de detección y desinfección en agua y saneamiento que puede ver aquí:

En noviembre la División de Agua y Saneamiento del BID, con el apoyo de las organizaciones cewas y Young Water Solutions, reunirá a jóvenes emprendedores latinoamericanos en un e-Hackathon dedicado a buscar soluciones a los retos en la prestación de servicios de agua, saneamiento e higiene en asentamientos informales en ALC.

Cada día nos enteramos de nuevos impactos que la pandemia está generando sobre todos los aspectos de nuestra vida. Es evidente que superar la crisis y recuperarse de sus efectos requerirá no solo de enormes recursos, sino también de ideas frescas e innovadoras. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here