[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

La industria aeronáutica hace uso del blockchain para mejorar sus procesos

Aertec, la Universidad de Málaga y Telefónica Tech colaboran en un proyecto para adaptar esta tecnología al sector aeronáutico
blockchain aertec

El área de Digitalización Industrial de Aertec, la Universidad de Málaga (UMA) y Telefónica Tech han desarrollado un proyecto de software basado en tecnología Blockchain y de aplicación a la industria aeronáutica. A Aertec, concretamente, al ser de origen malagueño, la UMA les ofreció colaborar en un curso sobre blockchain. Querían un caso de uso de un sector “diferente”, como la aeronáutica.

Rafael Márquez, director de Aerospace & Defence Systems en Aertec, explica que ellos tenían una herramienta de sensores para cuando se ejecutan procesos en el avión. “Es una pequeña caja que registra una serie de magnitudes como temperatura, humedad, partículas en el aire que luego se adhieren a la prueba para recoger los datos. Ese sello de integridad de los datos, con blockchain, pensamos que era interesante que se hiciera con nuestros datos. Lo planteamos a la UMA y les encajó y desarrollamos el proyecto junto con ellos”.

Márquez habla de magnitudes físicas situacionales, ya que también incluyen esa serie de datos de contexto donde se desarrolla la prueba, como partículas en suspensión, etcétera. En definitiva, magnitudes para ver patrones de error. “Así se alimenta una base de datos que identifica patrones para anticipación de errores”, apunta.

“Básicamente, el blockchain aporta un sello de integridad a todas las transacciones de envío de datos de un sistema deslocalizado como la caja que he mencionado. A veces había fallos, había que reenviar datos, llegaban corruptos... Pocas veces, pero ocurría. Ahora, con blockchain, sabemos que son inmutables. Es válido, exacto y podemos utilizarlo. De un plumazo nos hemos cargado la variabilidad de datos”, asegura Márquez.

Blockchain aplicado a la aeronáutica

Al final, el blockchain tiene bastante aplicación en la industria aeronática. Un sector que requiere mucha trazabilidad documental. “Por encima de la eficiencia económica es la seguridad de todo, de sus procesos. Requiere de una cantidad de evidencias y de documentación de todo el proceso de fabricación y validación que es ingente. Con una capa de blockchain damos trazabilidad desde lo más pequeño hasta los grandes ensamblajes de Airbus o Boeing”, apunta. Además, simplifica la integridad de toda la documentación generada desde el origen hasta el proceso final de validación y ensamblaje lista para entregar al cliente. El blockchain aporta un sello de información veraz y, cuando llegue el comercial, tenemos el 100% de garantía.

La aeronáutica es una industria tradicional, “porque si algo funciona ¿para que cambiar?”. No hay aplicaciones a nivel comercial o de producción de blockchain ejecutándose dentro de la industria. Sí hay I+D, pero, que sepan desde Aertec, no hay un despliegue, también porque requiere de la participación de terceros. “Toda esa información que decía viene certificada por auditorias, organismos encargados de certificación, organismos públicos, etcétera. Requiere de un proceso de evangelización en el sentido de que esas entidades admitan la documentación sellada, inmutable. Esos son procesos que tardan años, y tarda en desplegarse”.

¿Próximos proyectos?

Según Márquez esta es la primera aplicación de blockchain que han puesto en marcha en Aertec, pero ya cuentan con algunas ideas. “Los operarios que hacen los procesos de validación también tienen que tener certificaciones personales: que saben hacer ese trabajo, por ejemplo. La identificación de los propios operarios, que se garantice que tienen tantos años de experiencia, cursos, etcétera. Que quede un sello de que esas personas que lo han llevado a cabo están capacitados”.

También serviría para la trazabilidad de cada parte, que cada tornillo tenga una documentación. De momento, son solo proyectos que están en desarrollo. ¿Y el futuro? “En octubre se lanza otra nueva edición, parece que hay demanda para estos cursos y nuestra intención es seguir aportando y dando nuevos casos de uso”, adelanta.

Recomendadas