planta fotovoltaica flotante acciona

Hace un meses, Innovaspain informaba sobre un proyecto único que pretendía estudiar las mejores soluciones de paneles solares en lagos. Se trataba de una planta fotovoltaica flotante (la primera de España) que prometía renovar el futuro de su sector. Su situación, en el propio embalse donde va a llevar a cabo el estudio –el de Sierra Brava, en Zorita (Cáceres), era idónea para ello. Era y es, porque esta misma semana se ha inaugurado este proyecto de Acciona en Extremadura.

“Lo que aquí estamos viendo es un proyecto muy innovador”, ha declarado Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura, en la inauguración de la planta fotovoltaica flotante. “Esta planta tienen una enorme transcendencia y simbolismo y significa la fortaleza de una empresa que, como Acciona y otras muchas en España, son la mejor representación que se puede tener en el mundo. Hoy, una parte importante de las cosas importantes que se están construyendo y haciendo en el mundo lo están haciendo empresas españolas y es algo de lo que tenemos que sentirnos orgullosos”.

La planta fotovoltaica flotante de Sierra Brava consta de 3.000 módulos fotovoltaicos de diversos tipos, distribuidos en cinco estructuras de flotación distintas y en diferentes configuraciones de colocación, orientación e inclinación. Asimismo, tiene una superficie de 12.000 metros cuadrados, lo que supone el 0,07 % del total de 1.650 hectáreas que ocupa el embalse. El objetivo, según Acciona, es "analizar el rendimiento productivo y los costes de instalación y mantenimiento de las diferentes soluciones”.

planta fotovoltaica flotante acciona 2

La importancia de este tipo de plantas reside en su valor de futuro. “Ahora mismo, se encuentra despegando a medida que el desarrollo tecnológico va evidenciando su viabilidad técnica y económica, particularmente en regiones con escasa disponibilidad de suelo o con fuerte competencia para su uso agrícola”, explican.

Por otro lado, cuenta con ventajas propias que le hacen situarse por encima de las plantas terrestres. Entre ellas: “un mayor rendimiento por la menor temperatura ambiental, la instalación en superficies plana con alta exposición solar y menores sombreamientos y la facilidad de instalación, factores que pueden llegar a compensar la superior inversión inicial”. Del mismo modo, reduce la evaporación de agua en los embalses y mejora la calidad del agua por menor crecimiento de algas.

De hecho, también tiene relación con las plantas hidráulicas, ya que aprovecha las superficies de los embalses para generar energía adicional. “Es una optimización clara de recursos, tanto por el aprovechamiento de espacios como por la posibilidad de utilizar las conexiones a red ya existentes y estabilizar la producción a partir de fuentes de generación alternativas. La red de embalses de España es, sin duda, un mercado potencial directo para esta tecnología”, aseguran.

Todas estas cuestiones permitirán “extraer conclusiones sobre el comportamiento de las diversas configuraciones y su relación entre eficiencia y costes para buscar la combinación más adecuada a la hora de desarrollar instalaciones fotovoltaicas flotantes en un entorno concreto de horas de sol, viento o condiciones de humedad”.

Cabe recordar, por otro lado, que la compañía cuenta con un hub o centro de innovación en su planta El Romero Solar (Atacama, Chile) en el que se estudian nuevas tecnologías fotovoltaicas terrestres que permitan incrementar la eficiencia y el rendimiento de las instalaciones. Además, ha desarrollado también una solución pionera de hibridación entre la energía eólica y fotovoltaica consistente recubrir la torre de un aerogenerador con paneles orgánicos flexibles destinados a producir energía para el consumo eléctrico interno de la turbina en una de las del parque eólico de Breña (Albacete).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here