entelgy nuevas tecnologías

Año nuevo, ¿vida nueva? Tecnologías como blockchain, la computación cuántica o los objetos autónomos llevan años formando parte de la sociedad. Sin embargo, aún parecen estar lejos del uso común o cotidiano. Por ejemplo, no hay todavía una regulación clara con respecto a los coches que se conducen solos y pocas compañías han creado productos útiles de blockchain, a pesar de que el 91 % de ellas afirma que tiene previsto integrar soluciones basadas en esta tecnología según estiman los estudios de Entelgy.

Los expertos del área digital de esta compañía han elaborado una lista con algunas de las tecnologías que transformarán de manera definitiva la sociedad: blockchain, hiperautomatización, humanos 'aumentados' mediante tecnología, objetos autónomos y conectados y computación cuántica. Pese a que, según Entelgy, estas cinco tecnologías van a tener gran impacto a lo largo de esta década que acaba de echar a andar, Miguel Ángel Barrio máximo responsable del área digital de la empresa, asegura que "nos iremos encontrando tecnologías nuevas que a día de hoy ni siquiera somos capaces de imaginar".

De hecho, las cinco tecnologías destacadas por Entelgy marcarán el camino debido a su madurez. Por ejemplo, 2020 será el año en el que se den los primeros casos de uso práctico de blockchain tras un periodo muy intenso de teorización y experimentación. Según Entelgy, serán en los sectores de la intermediación y la trazabilidad, aprovechando la ventajas que proporciona a nivel de transparencia y, por tanto, de confianza.

[Te puede interesar: Tendencias a tener en cuenta para tu empresa en 2020]

En el caso de la hiperautomatización, o lo que es lo mismo, los procesos automáticos mediante robots software (RPA), las aplicaciones informáticas y el machine learning, si bien es cierto que estas tecnologías son muy conocidas y ya se están aplicando en diferentes ámbitos y procesos, se espera que empiecen a aparecer soluciones que las combinen todas. Precisamente, Barrio apunta a que "la mezcla de todas las nuevas tecnologías va a guiar este año, aunque es difícil predecir cómo trabajarán juntas y muchas de sus aplicaciones prácticas".

Miguel Ángel Barrio, Head of Entelgy.

Humanos mejorados

La unión de diversas tecnologías nos llevará a relacionarnos con el mundo a un nuevo nivel. Si bien ofrecer la experiencia del cliente es la base de los nuevos entornos digitales, y más en los entornos híbridos físico-digital, la tendencia futura es lograr la mejor experiencia: la llamada multiexperiencia. Este nuevo concepto aúna las tecnologías de realidad aumentada, realidad virtual, y el aumento humano. Este último aspecto implica lograr mejoras cognitivas y físicas para los humanos gracias a dispositivos que permiten aumentar sus capacidades naturales.

Aunque en la actualidad la forma más habitual de aumentar las capacidades humanas es mediante el uso de gadgets como gafas y otros wearables, con el paso de los años "veremos que el uso de prótesis que nos permitan mejorar se irá extendiendo". De esta forma, se pretende lograr una experiencia inmersiva que cambia completamente los modelos actuales en los que interactuamos en el mundo real a través del digital. Así, todo apunta a que juntar el mundo físico con el virtual será el estado natural para las futuras multiexperiencias.

"Las nuevas tecnologías girarán en torno a escenarios mucho más cotidianos. En el mundo del retail, por poner un ejemplo, algunas empresas ya están experimentando con probadores virtuales que se prueban la ropa por ti", explica Barrio. Sin embargo, en este contexto de avances, también surge la alarma sobre los posibles puestos de trabajo que se podrían ver afectados. ¿Suplirá la tecnología a los seres humanos? Barrio no es de los agoreros. "Como en cualquier revolución, habrá empleos que se destruyan pero aparecerán nuevas profesiones. La tecnología, al contrario que como muchos auguran, no destruirá empleo sino que creará más. Por eso es necesaria la formación continua".

Google, el gigante que abre el paso

En cuanto a la computación cuántica, ya se han realizado las primeras inmersiones y los resultados son prometedores. Recientemente, Google llevó a cabo la primera demostración empírica de esta tecnología por la cual un sistema realizó en apenas tres minutos una tarea que, según la compañía, le hubiera costado 10.000 años al superordenador más potente del mundo. Esta tecnología tendrá múltiples aplicaciones como el desarrollo de fármacos, la creación de nuevos materiales o la gestión y optimización del tráfico.

El año (¿definitivo?) del IoT

Es ya una realidad la proliferación de las cosas autónomas conectadas, es decir, la unión de dispositivos tecnológicos, con IoT y la autonomía facilitada por la inteligencia artificial. Cada vez habrá más vehículos, electrodomésticos, sensores, robots, etc. que puedan funcionar de forma autónoma y conectada. La tecnología ya lo permite y cada vez está más desarrollada.

"Los ciudadanos y usuarios también empezamos a estar cada vez más familiarizados con estos avances, por lo que no es de extrañar que estos cambios se vayan adoptando con mayor facilidad y velocidad", sostiene Barrio. Llegados a este punto, solo quedaría un último fleco por resolver: la creación de una regulación que normalice y permita un uso cada vez más adecuado y acorde a los tiempos futuros que llegan.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here