Thais Valero

Thais Valero lleva casi una década al frente de Soluciones Verdes Urbanas, iniciativa perteneciente a la Fundación Juan XXIII que trabaja para convertir los centros de trabajo en espacios sostenibles innovadores. Ecología, inclusión y aprendizaje es el triángulo del éxito de esta línea de negocio, que pese al COVID-19 ha logrado mantener su esencia intacta y sacar adelante uno de los proyectos estrella del año: Huertapp.

Esta solución tecnológica está pensada para que los trabajadores con discapacidad intelectual puedan llevar a cabo la gestión integral de los diversos huertos urbanos que mantienen en grandes centros empresariales. El reto es que logren desarrollar su trabajo en entornos laborales ordinarios para avanzar hacia modelos de apoyo en empleo más sostenibles. "Los avances tecnológicos tienen que estar disponibles para los colectivos más vulnerables. En caso contrario generan desigualdad", afirma Thais Valero.

De hecho, uno de los mayores desafíos que tiene Soluciones Verdes Urbanas por delante es crear empleo cualificado y de calidad para este colectivo de personas, además de potenciar su autonomía en sus respectivos puestos de trabajo y explorar otras vías de apoyo distintas al del profesional 'in situ'. "Las personas con discapacidad intelectual sufren mayor precariedad y el paro les afecta más. Creo que en España se está haciendo un buen trabajo desde los centros especiales de empleo, pero aún queda mucho recorrido en el plano de la educación, sobre todo en la parte de formación", asegura Valero.

Huertapp está configurada para ser accesible a cualquier otra persona con discapacidad. En su diseño y construcción ha estado presente el Servicio de Accesibilidad de la Fundación, integrado por consultores y profesionales especializados en accesibilidad universal con discapacidad intelectual. "En la búsqueda de las ciudades verdes y sostenibles es fundamental el trabajo de estos colectivos. Pueden aportar mucho valor y hacer de la tecnología su principal aliado", sostiene Valero.

En este sentido, la ingeniera agrónoma considera que el mundo se encuentra "en un momento crucial para encarar retos imprescindibles" como son el cambio climático y la igualdad de oportunidades a través de la digitalización. Y aunque lamenta que "en España llevamos desventaja", no cree que la batalla esté ni mucho menos perdida. "Va a haber una transición hacia otra forma de manejar las ciudades y los negocios. Se van a generar muchas oportunidades. Pero no podemos caer en el error de la crisis anterior, cuando se rechazó invertir en innovación".

No obstante, Valero valora positivamente "el nuevo impulso en los últimos años, tanto a nivel público, empresarial y en los medios" que se está dando a la innovación en materia de de inclusión social. Los nuevos presupuestos de I+D+i presentados recientemente por el ministro de Ciencia e Innovación Pedro Duque parecen generar nuevas esperanzas para fundaciones como la Juan XXIII. "Si algo nos ha enseñado esta pandemia es que debemos centrarnos en la economía del bien común. Es decir, poner en el centro lo que realmente es importante. Y esto pasa por apostar por el bien social y medioambiental", considera Valero.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here