Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Objetivos 2030

Con la colaboración  de

Cosentino

Los genios precoces de Sigma Squared se decantan por el clima

La comunidad Sigma Squared reúne "a las mejores personas para que construyan soluciones increíbles juntas". Para ello, se preguntan: "¿cómo sería el mundo si los líderes del mañana fueran amigos desde los 20 años?"
Sigma Squared
Julia Zhou, partnership director, y Greta Pappa, curation director, de Sigma Squared.

Julia Zhou y Greta Pappa forman parte del equipo de dirección de Sigma Squared, una comunidad global de emprendedores de menos de 26 años, presente en una treintena de países, de la que han salido startups capaces de captar 1.600 millones de dólares de inversión de fondos como Sequoia, Index Capital y BMW Foundation. Los candidatos a entrar en Sigma Squared deben ser nominados, no pueden presentarse por iniciativa propia, y en muchas ocasiones reinvierten en proyectos de la comunidad. Sus planes para España incluyen traer a Valencia su gran evento anual, celebrado los últimos años en Portugal.

¿Qué sectores atraen a estos emprendedores veinteañeros que quieren solucionar los grandes problemas del mundo?

La mayoría de los becarios se orientan hacia clima y tecnología. Cada vez más quieren estar en algún tipo de sector de impacto y, definitivamente, el clima es uno de los más importantes. También se decantan por la salud y los sectores adyacentes y muchos trabajan en tecnologías emergentes. Obviamente, tenemos muchas empresas en inteligencia artificial (IA), Web 3, blockchain, este tipo de tecnologías. Una cosa que estoy observando es que, a lo largo de los años, cuando entrevistamos a posibles becarios, cada vez más gente quiere entrar en algo relacionado con la sostenibilidad, con hacer del mundo un lugar mejor, y especialmente después de salir de sus startups fundan empresas del sector climático.

¿Sentís en Sigma Squared que los intereses de los emprendedores y los de los inversores coinciden en estos momentos?

Normalmente nos fijamos en quién está recaudando fondos en este momento, quién necesita apoyo y luego vamos a la base de inversores y les decimos: aquí están los grandes emprendedores interesados. Tenemos capital riesgo de tecnología climática, pero también tenemos especificaciones generales. No importa qué tipo de empresas estén recaudando fondos, por lo general hay inversores en la red.

Es un momento incierto debido a la inflación, los altos tipos de interés, los problemas geopolíticos, el año pasado fue difícil para el capital riesgo, con una caída importante de inversión. No es fácil destacar hoy en el mercado.

La mayoría de nuestras empresas están en una etapa muy temprana y, por lo tanto, el dinero sigue siendo más accesible que el capital en las etapas de crecimiento, al menos en los sectores de impacto. No compararía a las startups de nuestra comunidad con cualquier otra, porque investigamos mucho a los emprendedores, pasan por tres entrevistas y ni siquiera pueden postularse por sí mismos.

Se trata por tanto de un pequeño porcentaje de empresas muy cualificadas que probablemente tengan mejores posibilidades de sobrevivir. En ese sentido, no estamos demasiado preocupados por el sentimiento en los mercados, seguro que algunos VCs (capital riesgo) han congelado el capital, pero también hay otros como Sequoia que realmente están buscando nuevos acuerdos en este momento.

¿De qué estudios salen el mayor volumen de emprendedores que ingresan Sigma Squared?

Definitivamente informática mucho, el sector de la ingeniería de programación. Pero cuando hablamos de emprendedores, el 100% de ellos no son startup tech. Tenemos un porcentaje emprendedores sociales como nosotros, que se pueden encontrar en otros movimientos, ONGs o comunidades propias.

Habláis de grandes problemas resueltos por emprendedores de vuestra comunidad, dadme algunos ejemplos.

Eric Steinberger, de Austria, se sentía frustrado porque no podía acceder a información científica sobre el cambio climático, tenía apenas 18 años y creó su propia empresa. Terminó siendo una de las plataformas educativas sobre el clima más grandes de Europa llamada ClimateScience. Después dejó la compañía y ahora está construyendo una nueva de IA que se llama Magic.

Muchas personas de la comunidad realmente le ayudaron e invirtieron también. Un emprendedor de México, Julián Ríos, cuya madre desarrolló cáncer de mama, desarrolló un sujetador con tecnología incorporada que puede detectarlo en etapas muy tempranas. Es un caso realmente inspirador. Y también hay un caso de los Países Bajos que nos encanta: Julian Jagtenberg era ingeniero de robótica, su madre tenía insomnio y tomaba pastillas. Construyó una almohada para dormir y creó la startup Somnox. Comenzó como un problema muy personal, utilizó sus estudios en la universidad y acabó resolviéndolo para mucha gente.

Vuestra labor es identificar a innovadores, una tarea clave para que un ecosistema no pierda talento en la que España quizás debería mejorar.

Nuestra misión es encontrar a los emprendedores más ambiciosos, de poco más de 20 años, que estén construyendo soluciones para resolver los principales problemas del mundo. Obviamente estamos en los sectores de tecnologías emergentes, pero también en otros verticales como el clima o la sostenibilidad, la educación, la salud o la biotecnología.

Nos dirigimos a esos medio locos que que deciden que, como jóvenes de 18, 19 o 20 años, van a construir una empresa. Y nos hacemos esta pregunta: si los líderes del mañana fueran amigos desde los 20 años, ¿cómo sería el mundo? Reunimos a las mejores personas para que construyan soluciones increíbles juntas. Tratamos de darles apoyo, las conexiones, la financiación y el conocimiento compartido, para que vean que no están solos.

Realmente no administráis fondos, sino ideas. ¿Cómo es la relación con el mundo de la inversión?

Es una comunidad, los becarios entran a través de nominaciones, pasan por entrevistas y tienen que ser empresarios menores de 26 años. Tenemos un equipo de relaciones con los inversores que les ayuda, por ejemplo, con la retroalimentación, las presentaciones y la tutoría. No solo miramos a las startups o su potencial, sino también a las personas.

Es una comunidad impulsada por los valores, creemos que las personas que trabajan juntas terminan construyendo las relaciones más duraderas y también crean las soluciones más significativas. Es difícil tener la idea correcta. Si la tienes, puedes llegar al dinero tarde o temprano, pero se trata también de analizar quién la va a ejecutar. De hecho, tenemos casos de personas que cofundan entre sí dentro de la comunidad.

¿Qué planes tiene Sigma Squared en España?

Estamos negociando establecer una alianza de larga duración, tal vez de dos o tres años y, por supuesto, que la ciudad de Valencia sea sede de nuestra próxima cumbre mundial, que es el evento en el que tratamos de reunir a toda la comunidad. Alrededor de 350 fellows globales, ejecutivos e inversores líderes. También pensamos en traer a España eventos más pequeños y ver cómo podemos trabajar juntos a largo plazo.

La cumbre mundial es nuestra oportunidad anual de aportar. No solo vienen fellows de Europa, sino también de África, de América del Sur, de América del Norte, realmente de todas partes. Es nuestra oportunidad para profundizar en las relaciones entre la comunidad, pero también para crear asociaciones y sinergias con los lugares donde se realiza. Estuvimos en Portugal los dos últimos y ahora estamos considerando la posibilidad de venir aquí. Nos gusta mucho lo que vemos en España.