Mary Beard, catedrática de Estudios Clásicos en la Universidad de Cambridge y premio Princesa de Asturias en Ciencias sociales, será investida doctora Honoris Causa por la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) por sus relevantes méritos académicos y profesionales, a propuesta del Instituto de Historiografía “Julio Caro Baroja”.

La investidura tendrá lugar durante el acto de apertura del curso académico 2017/18 de la UC3M, en el Aula Magna del campus de Getafe, el próximo jueves, 7 de septiembre, y estará presidido por el rector, Juan Romo. La laudatio sobre  Mary Beard correrá a cargo del catedrático Jaime Alvar, profesor de Historia Antigua y director del Instituto de Historiografía “Julio Caro Baroja” de la UC3M.

Mary Beard (Shropshire, 1955) es una de las especialistas y divulgadoras sobre la Antigüedad más conocidas en la actualidad. “Es, sin duda, una de las investigadoras más prestigiosas en el panorama de los estudios clásicos por su aguda crítica de las fuentes y su esfuerzo por integrar la producción de los autores clásicos y de los historiadores modernos en su contexto ideológico y social”, señala el profesor Jaime Alvar.

La investigadora británica es muy popular por su alta implicación en la divulgación, por su presencia habitual en los medios de comunicación y por su labor como narradora en documentales sobre el mundo clásico. Ha recibido numerosos premios y distinciones, entre ellos el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales 2016.

Precisamente por sus frecuentes apariciones en los medios y sus declaraciones públicas, a veces polémicas, Mary Beard esta considerada como la «clasicista más conocida de Gran Bretaña». A parte de sus libros, Beard es autora del blog A Don’s Life (La vida de un catedrático), publicado en The Times como una columna regular.

Una de sus entradas recientes está dedicada a aclarar “qué hace un catedrático en sus tres meses de vacaciones”, en respuesta a una crítica aparecida en los medios de comunicación. Ella lo explica así: “Nunca hemos sido muy buenos explicando que lo más visible de nuestro trabajo (enseñar a estudiantes universitarios) es sólo una parte del trabajo. Mi contrato define mis deberes, quizá un poco opacos, como “educación, aprendizaje e investigación”. La educación es la más amplia de todas, incluyendo todo lo que tiene que ver con la “educación”, no sólo “la enseñanza de los estudiantes de pregrado (…). Y la investigación es un deber contractual, no un extra opcional”

Una queja, la de Beard, que comparten los profesores universitarios españoles, que las clases se “comen” cada vez más tiempo, que hay que restar a la investigación o a otras actividades de la vida privada de los docentes universitarios.

De ahí que Beard defienda esta parte fundamental de los profesores universitarios: “La investigación es un deber contractual, no un extra opcional”. Y añade que esta se lleva a cabo con más dedicación durante el verano, cuando acaban las clases y queda tiempo para escribir los artículos que luego publicarán en las revistas científicas. “Para la mayoría de nosotros la mayor parte del tiempo de las vacaciones de verano es el único momento para obtener tiempo ininterrumpido en la biblioteca y en el extranjero, o en la escritura de artículos [académicos]. Hay pocas oportunidades [durante el curso] para el pensamiento y la lectura continuos, que en mi experiencia es la única manera de escribir algo bueno”.

Beard es responsable de temas grecolatinos en el «Times Literary Supplement». Entre sus muchos libros, “SPQR. Una historia de la antigua Roma “, es uno de los más recientes, considerado por algunos críticos como el más importante.

Carlos García Gual, como puede leerse en la sobrecubierta del libro, destaca de ella que «escribe con singular maestría y sabe unir la erudición actual más refinada con un estilo narrativo tremendamente vivaz; refleja el dramatismo de los momentos clave de la Historia y retrata a sus personajes con tremenda agudeza»

En 2016, el Premio Princesa de Asturias de Ciencias Sociales le fue otorgado “por su sobresaliente contribución al estudio de la cultura, de la política y de la sociedad de la antigüedad grecolatina”. El jurado valoró “en especial la capacidad de la galardonada para integrar el legado del mundo clásico en nuestra experiencia del presente. Se destaca así la herencia de la tradición clásica y se reconoce a las Humanidades como fuente inspiradora de la reflexión social y política contemporánea. La obra de Mary Beard demuestra un extraordinario talento para convertir un saber especializado en conocimiento accesible y relevante para el gran público.”

Me siento muy honrada –y siento a la vez mucha humildad– al recibir este prestigioso premio. Mirando hacia atrás, a los anteriores galardonados, casi no puedo creer que esté en tan ilustre compañía. Tengo muchas ganas de acudir a la ceremonia de entrega de los premios y de encontrarme con mis amigos y colegas españoles. De hecho, ¡casi no puedo esperar!”, señaló al conocer la concesión del prestigioso galardón, considerado como “antesala del Nobel”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here