Derecha e izquierda contribuyen de forma diferente a la feminización parlamentaria. / Roy Luck.

Los partidos socialdemócratas comenzaron antes que la derecha a favorecer la presencia de las mujeres en los parlamentos en el siglo XX. Siguiendo esta tesis y utilizando datos de 138 elecciones españolas, una investigación de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) ha demostrado que el PSOE y el PP contribuyen de forma diferente a la feminización parlamentaria: el primero funciona mejor a la hora de facilitar el primer acceso de las mujeres, mientras que el PP favorece más la permanencia de sus parlamentarias.

El trabajo, publicado en Politics & Gender, sometió a prueba la tesis, según la cual, la izquierda favorece más que la derecha la presencia de las mujeres en el legislativo, pero esta vez teniendo en cuenta el factor temporal.

“El PSOE destaca como partido que abre las puertas a las mujeres junior sin experiencia parlamentaria previa, mientras que el PP destaca como partido que promueve las carreras políticas de las mujeres senior que ya están en el parlamento”, explica Susana Aguilar, investigadora de la facultad de Ciencias Políticas de la UCM.

La investigadora detalla que en el trabajo introdujeron una diferencia entre dos mecanismos distintos que los partidos pueden utilizar a la hora de feminizar el legislativo: uno denominado de apertura de puertas (gate-openers) y otro de promoción de carreras políticas (career-promoters) “que no han sido analizados por separado por la literatura y producen un resultado sorprendente y contra-intuitivo”.

TRES DÉCADAS DE ELECCIONES Y UNA DUDA SIN RESOLVER

Para llevar a cabo el estudio, se empleó la base de datos Bapolau con información de 5.353 diputados de los 17 parlamentos autonómicos españoles en 138 elecciones, abarcando el periodo 1980-2011.

El partido socialista promovió, en los años estudiados, la entrada del 29,7% de diputadas junior frente al 27,2% de los populares. Por su parte, el PP mantuvo en sus filas al 52% de las mujeres senior frente al 46% del PSOE.

“Estos resultados demuestran que el PSOE se percibe, y actúa en consecuencia, como el partido que debe promover la circulación de las élites parlamentarias y renovar la composición de las mismas, mientras que el PP considera más importante la profesionalización y consiguiente continuidad en las cámaras de sus parlamentarias”, analiza la investigadora de la UCM.

“Ahora, la pregunta crucial en última instancia es: ¿Qué contribuye en mayor medida a fomentar la presencia de las mujeres en los legislativos y a que éstas desempeñen cargos de importancia? ¿Favorecer su acceso, a menudo mediante la política de cuotas que la izquierda abandera, o promover su carrera política manteniéndolas en sus escaños?”, cuestiona Aguilar, dejando la puerta abierta a una nueva línea de investigación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here