Cuando Kristina Tsvetanova era estudiante de Ingeniería Industrial en la Universidad Técnica de Sofía, un compañero ciego le pidió que le inscribiera en un curso porque no podía hacerlo solo. Aquel impedimento fue la primera piedra metafórica de BLITAB, la única tableta táctil para ciegos que, por su tecnología de líquido inteligente, permite convertir, en tiempo real, textos, imágenes y gráficos procedentes de webs o de memorias externas (USB) en pequeñas burbujas que conforman el sistema braille. El proyecto ha sido seleccionado entre cerca de 500 propuestas procedentes de hasta 10 países y competirá hoy en la semifinal europea de los Premios Fundación MAPFRE a la Innovación Social que se celebra en Madrid.

En su apuesta por democratizar el acceso al conocimiento, Tsvetanova y su socio en BLITAB Technology GmbH (fundada en Viena a finales de 2014), Slavi Slavev, han logrado reducir a la décima parte el precio de otros dispositivos con un mismo público objetivo (los 285 millones de ciegos y deficientes visuales de todo el mundo), pero muy voluminosos y tecnológicamente limitados. En los últimos 20 meses, han producido la primera pantalla táctil del mundo sin elementos mecánicos y la han incorporado al dispositivo BLITAB, que actualmente se encuentra en su etapa final de desarrollo, previa a la fabricación en serie. La expectación generada tras su presentación oficial en el Mobile World Congress de Shanghai es indiscutible y ya hay más de 15.000 usuarios que se han inscrito en la preventa.

Tsvetanova -que en 2017 recibió el Premio de la UE para Mujeres Innovadoras menores de 30 años y el MIT Innovator Under35 en Europa– está convencida de que su propuesta es la solución “para cambiar las reglas del juego en la industria tecnológica y que los usuarios ciegos puedan acceder a la información y a la vez ser agentes activos de la economía digital”. La emprendedora social hace especial hincapié en la importancia de que niños y estudiantes no sé queden atrás en su aprendizaje.

BLITAB ofrece un todo en uno integrado (los usuarios pueden escribir y editar texto, escuchar audio o conectar la tableta a otros dispositivos); con textos enriquecidos respecto a los dispositivos precedentes (múltiples líneas en lugar de una sola), visualización de contenidos complejos (fórmulas o tablas), capacidad para mostrar imágenes o navegar por internet. “¿De qué sirve tener millones de publicaciones cuando solo el 1% de los libros publicados está en braille? ¿Por qué frenar la entrada a la red a personas que viven en el siglo XXI?”, se pregunta Tsvetanova.

Sin embargo, las señales que rodean al proyecto son alentadoras. Además de las mencionadas preventas, la ‘comunidad’ BLITAB cuenta con más de 100 mil integrantes y 80 universidades de prestigio quieren disponer de los dispositivos en sus aulas. Europa y las regiones de habla hispana en LATAM y Brasil son los primeros mercados en los que pretenden desembarcar tras registrar el interés de 2 millones de posibles compradores. De hecho, Tsveanova, premiada recientemente en los Women’s Initiative Awards de la firma Cartier, señala a España como “uno de los pocos países europeos que realmente se preocupa por el bienestar de sus ciudadanos ciegos y con discapacidad visual”, y añade que están “más que felices” por tener a España como una de las bases para lanzar el dispositivo. “El potencial de crecimiento aquí es enorme”, apunta.

Reconoce que, aunque hay cierto dinamismo gracias a  fondos Venture Capital orientados a proyectos comandados por mujeres, en el contexto STEM, “hombre y mujeres son iguales pero su forma de actuar es diferente. Creo que podemos vivir en un mundo en el que primen la diversidad, la sostenibilidad y la inclusión social. Quiero ayudar a los millones de usuarios ciegos, muchos de ellos niños, y quiero unir en ello a hombres y mujeres”, concluye.

Premios Fundación MAPFRE a la Innovación Social

Madrid acoge hoy la semifinal europea de los Premios Fundación MAPFRE a la Innovación Social (con el foco en e-Health, Insurtech y Mobility), tras las dos semifinales celebradas durante el mes de julio en México y Brasil. Científicos, investigadores, emprendedores y estudiantes de universidades y escuelas de negocios procedentes de España, Austria, Reino Unido e Italia defenderán sus innovaciones ante un jurado formado por expertos de la Fundación MAPFRE e IE Business School, entidad colaboradora de los Premios. El objetivo es llegar a la final que tendrá lugar el 17 de octubre en Madrid y que reunirá también a los ganadores procedentes de Brasil y resto de LATAM.

Para Mercedes Sanz, directora de los Premios, “esta primera edición ha sido un completo éxito no solo por recibir casi 500 proyectos, sino porque cualquiera de los semifinalistas aporta soluciones innovadoras eficaces para resolver algunos de los problemas sociales que existen en las diferentes regiones del mundo”.

Concepción Galdón, directora de Innovación Social de IE, cree que el proceso de selección ha sido muy complejo por el altísimo número de candidaturas recibidas. “Estamos muy contentos con el resultado. Todas las personas deberían tener acceso a servicios de salud adecuados, un entorno urbano humano y sostenible y previsión social para protegerse en el futuro. Esperamos formar parte de la historia de éxito de estos semifinalistas en su esfuerzo por conseguirlo”.

Todos los participantes recibirán apoyo, orientación y ayuda para comunicar y desarrollar de la forma más efectiva sus propuestas y accederán a un plan de relaciones públicas orientado a captar inversores. En total, la Fundación MAPFRE, repartirá 90.000 euros en premios para impulsar y seguir promoviendo el emprendimiento social.

Conoce a todos los semifinalistas europeos

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here