Juan Carlos Cubeiro

El economista Juan Carlos Cubeiro es uno de los mayores expertos de España en talento, coaching y liderazgo. Le avalan más de 50 libros escritos, pero también su experiencia como conferenciante internacional. Shanghai, Chicago, París, Londres, Bruselas, Berlín, Roma, Tel Aviv, Johannesburgo... La lista es más larga que las ciudades mencionadas. Y si de algo le ha valido conocer medio mundo es para ser un firme defensor del talento y el neuroliderazgo. Este último concepto es para Cubeiro el motor para un cambio educativo sostenible.

"La educación está reseteándose y es el momento de apostar firmemente por el talento", ha asegurado en una ponencia virtual el experto en el marco del Campus Party. Ante el escenario poscoronavirus, el neuroliderazgo es para Cubeiro la manera de "ser congruentes entre lo que decimos y lo que hacemos". No solo en el terreno de la educación, también en el ámbito empresarial. "Las empresas deberían tener más neurolíderes. En ellas también hay populismo, desgraciadamente. Esto pasa porque quienes dicen ser los líderes no actúan como tal", critica.

Se refiere el experto al modelo de "el jefe manda y el empleado obedece". Un paradigma burocrático especialmente arraigado en el último siglo que, como opina Juan Carlos Cubeiro, se está acabando. "Los verdaderos líderes de la educación o de cualquier organización utilizan su talento para influir decisivamente en los demás".

El gran problema de España

El último Foro de Davos puso de manifiesto que España forma parte de las 15 economías más potentes del mundo. Sin embargo, el país está en el puesto 61 en cuanto a mercado laboral, en el 65 en educación y en el 69 en términos de meritocracia. "Tanto en el sistema educativo como en las empresas hay demasiada amistad y nepotismo. Falta meritocracia, el mercado laboral es demasiado rígido y la educación está poco valorada", lamenta Juan Carlos Cubeiro.

A estos problemas, el coach alerta de otro "más peligroso a largo plazo": la falta de pensamiento crítico. "Nos faltan muchas habilidades, tenemos que adquirir más soft skills". Esto es aplicable también a la educación del siglo XXI. "Tiene que conseguir sacar el talento de sus profesores y estudiantes", insiste, a lo que concluye con una llamada a la acción: "Si nos seguimos comportamos como zombies no habremos aprendido nada de esta pandemia. Es el momento perfecto para evolucionar".

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here