innovacion mujeres empresas tecnologicas
Las dos autoras del estudio, Jenny María Ruiz y María del Mar Fuentes

Las empresas tecnológicas que cuentan con una cifra equilibrada de hombres y mujeres dentro de sus equipos de alta dirección implementan una mayor innovación tanto en el producto que fabrican como en el proceso de fabricación del mismo. Éstas son las principales conclusiones de un estudio realizado por dos investigadoras de la Universidad de Granada, para la cual han analizado los casos y resultados de más de 200 compañías.

La investigación analiza la influencia de las capacidades directivas en los resultados de innovación de pymes de base tecnológica, y el papel que en dicha relación desempeña la diversidad de género en el equipo de alta dirección. Así, tras estudiar los casos de 205 empresas, han concluido que las capacidades directivas afectan positivamente tanto a la innovación de producto como de proceso.

En este sentido Jenny María Ruiz, una de las autoras del trabajo, ha explicado que “la diversidad de género en el equipo de alta dirección modera positivamente esta relación, de modo que la influencia de las capacidades directivas sobre la innovación de producto y proceso, respectivamente, es mayor cuando hay equipos directivos con una composición más equilibrada de hombres y mujeres”.

Entre sus objetivos, el estudio busca contribuir a una mayor comprensión de los factores que explican cómo las capacidades directivas se traducen en mayores logros organizativos. Asimismo, insta a analizar con más profundidad el papel de los equipos de alta dirección y su composición, sobre todo en el contexto de las pymes tecnológicas.

Falta de liderazgo femenino

Por otro lado, las autoras también han señalado que el estudio aborda otro hecho fundamental para el futuro de las empresas: el papel que hoy día desempeña la mujer en la alta dirección. Tal y como ha afirmado la otra autora del trabajo, María del Mar Fuentes, “aunque las mujeres han ido paulatinamente asumiendo un mayor liderazgo en los ámbitos políticos y sociales, en el ámbito empresarial siguen ocupando posiciones minoritarias y secundarias, y de forma más acusada, en los sectores tecnológicos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here