iluminación led

La tecnología de luz LED ha sido elegida como mejor opción de iluminación. Hoy en día, su uso se ha extendido y muchas ciudades empiezan a utilizarla en el alumbrado público. Vamos a ver a continuación los beneficios de los focos led para uso en exteriores y en alumbrados públicos.

La luz LED surgió en 1907 como resultado de un experimento con cristales de germanio realizado por Henry Joseph Round. Gracias a ese experimento, Round descubrió la electroluminiscencia y creó el primer diodo semiconductor. Debido al coste elevado del experimento, quedo en el olvido hasta 1962 cuando Nick Holonyak inventó el primer LED rojo basado en semiconductores. El primer LED azul se inventó en 1971 por Jaques Pankove y fue perfeccionado por Shuji Nakamura en 1993. Después, también diseña un LED blanco. Este hito marcó el inicio de la iluminación LED.

Al principio, el coste de una bombilla LED era muy alto, por lo que ni siquiera se le consideraba competencia para las lámparas tradicionales. Pero, la producción se ha ido perfeccionando y abaratando el coste final del producto. Hoy en día, esta tecnología está presente en muchos hogares y en la iluminación pública de muchas ciudades.

En las ciudades, es de extrema importancia que el alumbrado público sea eficiente. La buena iluminación de los espacios públicos contribuye a la seguridad de la ciudad y favorece el tránsito de vehículos y peatones. La luz LED es una opción que ha venido ganando mucho terreno en los espacios públicos porque es energéticamente eficiente, disminuye el gasto público y contribuye a la seguridad y sostenibilidad.

Vamos a conocer un poco más a fondo las principales razones por las que este tipo de iluminación es ideal para el alumbrado público de las ciudades:

  • Durabilidad: las bombillas LED son mucho más eficientes energética y económicamente. La vida útil de una luz LED es de aproximadamente 15.000 horas, frente a las 2.000 que dura una halógena.
  • Ahorro: consumen 2,5 veces menos energía que las lámparas halógenas, lo que reduce drásticamente la factura eléctrica.
  • Sostenibilidad: no contienen mercurio ni gases que propician el efecto invernadero. Tampoco emiten luz ultravioleta ni infrarroja.
  • Seguridad: no emiten calor y funcionan con corriente continua de baja tensión, reduciendo los accidentes por electrocución y descargas eléctricas. También contribuye a aumentar la visibilidad en las calles, lo que provoca que los ciudadanos se sientan más seguros durante la noche.
  • Favorece la conducción segura: la iluminación LED aumenta la visibilidad en los espacios públicos. Esto favorece que la visión de los conductores y ayuda a disminuir el número de accidentes en carretera.
  • Adaptabilidad: la tecnología LED permite a las ciudades adaptarse a los cambios e innovaciones que van surgiendo en el mercado. Por ejemplo, actualmente es posible regular la cantidad de luz que se emite o configurar el apagado cuando no haya circulación.

La seguridad, la eficiencia energética y la sostenibilidad son factores muy importantes hoy en día. Por eso, cada vez más ciudades se rinden ante las ventajas que ofrece la tecnología LED.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here