Fondos de recuperación europeo

ESPECIAL FONDOS DE RECUPERACIÓN

[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Hacia una Palma “verde y amable”

La colaboración entre el Gobierno de las islas y el Ayuntamiento de Palma se estrecha para acceder a los Next Generation
Baleares distrito innovador levant
Presentación Distrito Innovador Llevant.

Administración Pública, Universidad, Empresa y sociedad conforman las cuatro patas de la mesa en donde los Fondos Next Generation ya pre­paran su particular banquete de innovación en Baleares, con Palma de Mallorca liderando las mejoras. De hecho, la colaboración entre el Gobierno de las islas y el Ayuntamiento de la capital se ha ido estrechando en los últimos meses a medida que se concretaban las pro­puestas. Ambas partes están de acuerdo en que hay que potenciar sectores emergentes como la movilidad sostenible, las nuevas tec­nologías y las llamadas ciudades verdes.

En un principio, en septiembre de 2021, cuan­do se presentó el plan, el Ayuntamiento propu­so optar a 10 proyectos y 34 actuaciones que suponían una inversión de más de 22 millones de euros. A día de hoy ha recibido más de 27 millones de los fondos, algo que suele ser in­usual en las convocatorias públicas –normal­mente se recibe menos de lo que se pide–. Una situación que para el alcalde de la ciudad, José Hila, significa que “Europa quiere ser salu­dable y sostenible y Palma lo es cada vez más”.

El objetivo de la estrategia de la capital ba­lear es acelerar la descarbonización, mejorar la calidad del aire y mitigar el ruido mediante el impulso de zonas de bajas emisiones (ZBE), la transformación sostenible del transporte público colectivo y la digitalización de la mo­vilidad, en línea con las iniciativas que impulsa la Unión Europea. Las propuestas del Ayunta­miento van ligadas a la pacificación del tráfi­co y la seguridad vial, la puesta en marcha de alternativas al coche, la mejora del transporte público, la recuperación de espacio para los peatones, la apuesta por la electricidad como combustible limpio y la introducción de las nuevas tecnologías.

En este sentido, dos concejalías están traba­jando codo con codo en la gestión de Next Generation: Modelo de Ciudad, Vivienda Dig­na y Sostenibilidad y Movilidad Sostenible. La primera ha presentado tres proyectos para mejorar los espacios peatonales, los circuitos ciclistas y apostar por la mejora de espacios descentralizados de la ciudad. “Son la plaza dels Nins de s’Arenal y la de Sant Jordi y la me­jora de la calle Pere Sans Garau de Son Sar­dina”, precisa su máxima responsable, Neus Truyol, quien confía en que los fondos no solo van a servir “para crear una ciudad acorde a las necesidades de este siglo”, sino que “podrían crear muchos de puestos de trabajo”. La hoja de ruta es clara: “crear zonas más amables para el conjunto de la sociedad”, remacha Truyol.

La carta de presentación de Palma para optar a los fondos ha sido atractiva para Europa especialmente por el cumplimiento de todos los ODS

Jose Hila, alcalde de Palma.

En el plano de la movilidad, la carta de pre­sentación de Palma ha sido atractiva para Eu­ropa especialmente por el cumplimiento del ODS 11 (Ciudades y Comunidades Sostenibles). Los proyectos están relacionados con: zonas de Bajas Emisiones (ZBE) en el centro de la ciudad (900.000 €), implantación de la Orde­nación y Regulación de Aparcamiento ligada a ZBE (3.370.000 €), incremento del espacio para peatones (5.340.000 €), ampliación de red de carriles bici (1.630.000 €), el proyecto ‘Nueva Bicipalma’ (2.920.000 €), seguridad via­ria (380.000 €), autobuses eléctricos y electro­linera (3.091.000 €), mejora del servicio de la EMT (2.080.000 €), mejora en accesibilidad de paradas de la EMT (2.070.000 €) y compra ve­hículos de limpieza (972.000 €).

Todos serán culminados como máximo en di­ciembre de 2024. Según el concejal de Movili­dad Sostenible, Francesc Dalmau, “los proyec­tos están preparados para cumplir los plazos marcados” ya que llevan tiempo gestándose, incluso antes de la pandemia y la aparición de estos fondos. “Nos hemos adelantado a lo que exigía Europa, teníamos muy claras las actuaciones a ejecutar en Palma para conse­guir una ciudad más amable y sostenible”. Este concepto de amabilidad se ha convertido en el eje central de la estrategia de la ciudad y de las islas en general. Palma quiere exportarlo también a otros ayuntamientos, como se des­prende del reciente acuerdo para digitalizar la Empresa Municipal de Transporte (EMT).

La adhesión de la isla a un acuerdo con otros ayuntamientos, como el de San Sebastián, Má­laga y Las Palmas de Gran Canaria, permitirá impulsar la digitalización de los sistemas de comunicaciones y gestiones de la flota de la EMT. En total, estos proyectos suman más de 7,8 millones de euros, y entre ellos se encuen­tran la mejora de sistemas de información al usuario, marquesinas inteligentes, control de aforo en las paradas, sistema de conducción eficiente, virtualización de la tarjeta ciudadana o sistemas de planificación para optimizar re­cursos humanos, entre otros.

Ecoturismo, medioambiente y circularidad

Pese al COVID-19 y a que el año pasado toda­vía no se habían puesto en marcha los fondos Next Generation, Baleares fue el destino líder en España con 6,3 millones de turistas interna­cionales que gastaron 7.272 millones de euros, según cifras del Instituto Nacional de Estadís­tica (INE). En el segundo año de la crisis por la pandemia el volumen de viajeros y gasto no logró llegar a la mitad de los registros de 2019, pero las islas encabezaron la recuperación del sector a nivel estatal. Con la llegada de los fon­dos europeos, el archipiélago confía en incluso mejorar las cifras prepandemia.

Baleares recibirá 230 millones de euros para la recuperación turística y de los primeros 47,7 que ya han llegado en una primera fase, 30 millones son para Mallorca, 13 de los cua­les los gestiona directamente la institución insular. Esta inversión en Mallorca se destina­rá a proyectos que impulsan la sostenibilidad y circularidad del modelo turístico, como una nueva planta de compostaje de Llucmajor; en proyectos de reconversión de zonas maduras con el impulso del turismo deportivo y cultu­ral y proyectos que fomentan la digitalización y posicionan Mallorca como destino sostenible e inteligente, como el Observatorio de Turismo Sostenible, ya en funcionamiento.

José Hila, alcalde de Palma: la isla cumplirá con los plazos establecidos

Autobús EMT de hidrógeno, Palma.

Por otro lado, el Ayuntamiento de Palma ha puesto en marcha una serie de iniciativas vin­culadas al turismo sostenible con el objetivo de que la isla sea este año la más visitada. Des­de el área de Infraestructuras y Accesibilidad se han presentado tres proyectos bajo el título ‘Palma Natur. Los nuevos bosques de Palma’. Las actuaciones suman 5,7 millones de euros, que podrían financiarse en un 82,6 % a través de los fondos.

En primer lugar, el Plan materializará las líneas de acción, gestión y planificación para rena­turalizar las infraestructuras de Palma, contri­buyendo al incremento de la biodiversidad y su conservación. En paralelo, el proyecto del bosque urbano en la parte oeste del parque de sa Riera incluye la construcción y delimitación del parque y la urbanización de la parte corres­pondiente a la calle Joan Dameto y Noria d’en Gil hasta la fachada de edificaciones. Esta fase incluiría la prolongación de la vía ciclista hasta la calle Salvador Dalí, cruzando el parque de sa Riera en el límite sur del parque de Son Co­toner.

Finalmente, se ha incluido el proyecto de re­forma del vivero municipal, el cual permitiría reformar completamente el vivero y dotar a Palma de un reservorio de especies vegetales para incrementar la biodiversidad, mejorando la adaptación y la resiliencia de las especies vegetales. Asimismo, se prevé generar un es­pacio didáctico y educativo para fomentar el conocimiento del medio ambiente y sus venta­jas y beneficios para la población.

Nuevo centro de innovación

Durante 2021, el Ayuntamiento de Palma, el Gobierno de las Islas Baleares, el Consejo de Mallorca, la Universidad de las Islas Baleares (UIB) y la Autoridad Portuaria unieron fuerzas para poner en marcha el Distrito Innovador Llevant. A día de hoy, y con la llegada de los fondos europeos, el proyecto es ya práctica­mente una realidad. Su objetivo es transformar el barrio Nou Llevant y la Fachada Marítima en un nuevo polo económico de Palma, centrado en la innovación, el conocimiento y las nuevas economías emergentes.

Además de la transformación del modelo eco­nómico y de la lucha contra la desigualdad social, el proyecto tiene en cuenta otros retos, como la emergencia climática. Los principales sectores económicos que promoverá son la innovación tecnológica e industrial, el turismo y la innovación, las energías renovables, las industriar culturales y creativas y la economía azul. Para hacerlo, se han incorporado seis ini­ciativas innovadoras: el Campus Palma Tech, el Centro de Innovación para la Transición Ener­gética TE21, la creación de un hub digital, el Proyecto de Promoción de Cohesión Social Palma Citilab, los Living Labs y un hub de in­novación turística.

Francesc Dalmau, Concejal de Movilidad Sostenible.

Recomendadas