fit lovas espacio deporte femenino mujeres barcelona berta font

Fit Lovas: el espacio físico y virtual que pone al alcance de todas las mujeres un nuevo concepto de entrenamiento

El proyecto, que ha volteado con mirada feminista la filosofía de estos centros, ha sido destacado por Google como ejemplo de emprendimiento europeo adaptado a la pandemia

Crear un espacio cien por cien para mujeres, seguro y en el que se sintieran acompañadas en el entrenamiento de fuerza, un escenario hasta ahora muy alejado del sexo femenino. Con ese objetivo de base nació en Barcelona Fit Lovas de la mano de Berta Font, Montserrat González y Mavi Calabrese. “Como mujer, empezar a entrenar la fuerza en un gimnasio convencional no es muy agradable. Es un territorio totalmente masculino donde, para bien o para mal, una no pasa desapercibida”, explica Berta Font a este periódico.

La cofundadora de Fit Lovas experimentó por sí misma todo lo positivo que le traía la ganancia de fuerza. “Ello me hizo preguntarme por qué esta práctica no se ha promovido más entre las mujeres”. Es aquí donde entra en juego la segunda gran variable del proyecto: el feminismo, “que trabaja para devolvernos toda la fuerza que nos corresponde a otros niveles”, asegura Font.

Primeros pasos

Las impulsoras de la iniciativa pasaron un año ‘dibujando’ Fit Lovas antes de ponerla en marcha. Finalmente, el Fit Lovas House abrió sus puertas en la ciudad condal con solo 12 socias. “Además de apostar por una idea que podría no haber convencido, lo más complicado fue lidiar con la inversión y la logística ligadas al local”, detalla Berta Font. “Pese a todo, no dudamos ni un segundo de que se trataba de un proyecto necesario”.

A esta conclusión llegaron gracias a una exhaustiva prospección del mercado. Durante el proceso de desarrollo de la marca analizaron los centros exclusivos para mujeres en Barcelona y alrededores y detectaron que lo que tenían entre manos era valioso. “Todos estos espacios estaban dedicados a la estética, a la pérdida de peso o al movimiento de poco impacto: yoga, pilates, cardio dirigido…”

Font alude también a la preponderancia de un marketing alejado de la filosofía de Fit Lovas. “Los mensajes que abundan en estos centros son del tipo: ‘Muévete para perder esos kilos’, ‘Pierde barriga’, ‘Tonifica tu cuerpo’, ‘Operación bikini’, etc. Desde Fit Lovas buscamos romper con todos los cánones de belleza impuestos y los mensajes negativos que nos lanzan desde que somos pequeñas y que llevan a las mujeres a rechazar el entrenamiento. Nuestro enfoque feminista considera la actividad física como una herramienta de autocuidado y autoaceptación. Buscamos que las mujeres descubran que el entrenamiento puede hacer por ellas mucho más que llevarlas a un cambio físico. Además, lo hacen en un espacio en el que se sienten comprendidas y valoradas sin importar su forma”.

Y como toda historia de éxito, Fit Lovas también tuvo su propio golpe de suerte. “Poco después de abrir comenzaron a entrenar en Fit Lovas Raquel Riba Rossy (Lola Vendetta) y Lula Gómez, ambas referentes feministas en redes. “Compartieron sus experiencias con nosotras entre sus followers y catapultaron el negocio. Entre septiembre de 2019 y febrero de 2020 llegamos a las 100 socias. Crecíamos a una velocidad que no imaginábamos”.

Y entonces llegó la pandemia

La irrupción del COVID-19 obligó a cerrar el centro de entrenamiento y derivar las clases al entorno online. “La tecnología se convirtió en nuestra gran aliada. Las socias pudieron seguir entrenando, conectadas y acompañadas, aunque cada una desde su casa”, dice Font. En el periodo de confinamiento, Fit Lovas sumó sus primeras socias exclusivas del servicio online, una alternativa que había llegado para quedarse, ya que la han mantenido tras reabrir en junio de 2020 sus instalaciones.

De hecho, las integrantes del proyecto se adelantaron a la pandemia y percibieron con buen tino la oportunidad que les brindaba la digitalización. “En septiembre de 2019 lanzamos una promoción online gratuita a la que se apuntaron más de 700 mujeres. Entendimos así que era una vía idónea para llegar a todas aquellas hispanohablantes a las que nuestro proyecto les gustaba, pero que no residen en Barcelona”.

De izquierda a derecha Berta Font, Mavi Calabrese y Monserrat González. (Imagen: Fit Lovas).

En diciembre reformularon todo el servicio, añadieron clases más cortas con más de 10 modalidades distintas. Hoy las socias online (140) superan a las presenciales y cada día conectan con Fit Lovas mujeres de toda España, de Europa y Latinoamérica.

La capacidad del equipo para manejar la tecnología con destreza en este tiempo les ha valido el reconocimiento de Google, que hace unos días destacaba a las Fit Lovas entre cinco ejemplos de emprendedoras europeas que han sabido adaptarse a un momento de gran complejidad.

Nuevos proyectos made in Fit Lovas

“Hemos empezado el año lanzando un nuevo espacio online:  Fit Lovas Maternity. Consideramos necesario acompañar a las mujeres que deciden ser madres en el proceso de embarazo y crianza”, explica Berta Font. “También hemos retomado nuestros Fit Lovas Challenge, grupos cerrados de cinco semanas de entrenamiento, en la playa y en formato infoproducto”.
A partir del mes de mayo, ofrecerán un espacio semanal de clases outdoors, también en la playa de Barcelona. “Funcionaremos en tres modalidades: en nuestro centro, en la playa y online al mismo tiempo. Este año pretendemos llegar a más mujeres con nuestro enfoque y nuestro mensaje, y, así, consolidarnos como referentes globales en el deporte femenino con una mirada feminista”, concluye Font.

Anuario de la Innovación en España 2020

ZONA VIP

Accede a tus contenidos exclusivos

[login_form]

ZONA VIP

Accede a contenidos exclusivos

[login_form]

Suscribete a nuestra newsletter semanal