EstherG

No se resigna a conseguir un mundo mejor, por mucho que los avances tecnológicos den pie a ser optimistas (como así sucede). Esther García no es innovadora por tradición o herencia familiar- aunque reconoce que su mi familia siempre le inculcó el valor de la educación y el conocimiento-, sino por convicción. Por ello decidió crear desde su empresa Eneso un dispositivo para acercar la tecnología a las personas con necesidades especiales, como la discapacidad motriz.

Su proyecto, enPathia, permite controlar un ordenador con los movimientos de la cabeza, una iniciativa de gran utilidad para personas que hayan perdido la movilidad del cuello para abajo, como los tetrapléjicos. “enPathia representa una solución para un importante volumen de población con discapacidad para la que no existe otra solución en el mercado”, asegura García, que subraya además la diferencia de precio respecto a otras soluciones en el mercado, en especial los sistemas de seguimiento ocular que, a pesar de haber experimentado una importante bajada de precio en los últimos tiempos, están muy por encima del precio de nuestro producto”.

El dispositivo, que se completa con un software especializado que se encarga de interpretar los movimientos y mostrar en el momento adecuado diferentes menús con las opciones disponibles, es “una alternativa real y palpable que democratiza la tecnología, hecha para facilitar la vida”. Y es que para García, actual ganadora del premio al mejor Innovador Social Under35, “el acceso al ordenador significa optar a un amplísimo rango de tareas, como estudiar, leer, comunicarse con amigos, ocio… Queríamos combatir esta brecha tan importante entre el estado actual de las nuevas tecnologías y de las ayudas técnicas para personas con discapacidad”.

Además de enPathia, García ha desarrollado otra serie de productos, entre los que destaca Verbo, un comunicador a base de pictogramas para personas con autismo, parálisis cerebral o cualquier otra discapacidad que impida la comunicación oral. “Queremos seguir en la línea en la que estamos trabajando, creando productos que mejoren la calidad de vida de personas con discapacidad y nos gustaría expandirnos a otros países. Tenemos presencia fuera de España, pero creemos que nuestros productos tienen potencial para tener mucha más”, apunta.

Un futuro marcado por la innovación
Pero enPathia no termina aquí. García adelanta que “actualmente estamos desarrollando una nueva versión del sistema para la creación de salas de estimulación sensorial, que llamamos Sense, que estará disponible a principios de año”. Su paso por ‘Innovadores menores de 35’ le ha servido para confirmar algo que desde hace años tiene más que claro: “la innovación marca el futuro de los países”. Sin embargo, critica la falta de inversión. “Se consiguen cosas importantes en innovación gracias a que hay gente con mucha iniciativa y muy preparados, pero también  hay todo un éxodo en búsqueda de mejores condiciones. Por culpa de esa falta de recursos, se está desaprovechando la oportunidad de convertir a España en una verdadera potencia en innovación e investigación”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here