Equipo de Freshly Cosmetics.

En la mejora de los cuidados para la piel también se puede innovar. Así lo demuestra Freshly Cosmetics, startup española que apenas lleva un año en el mercado y que ha creado una marca digital que apuesta por una cosmética saludable y sostenible. La idea nace de tres emprendedores que tras estudiar varios proyectos de empresa decidieron enfocar su idea al bienestar. Tras analizar la cantidad de componentes tóxicos que conforman un sector tan presente en el día a día de las personas, optaron por el uso de ingredientes activos naturales para elaborar sus propuestas.

“Reunimos dos factores en auge en la sociedad: lo saludable y lo digital”, explica Mireia Trepat, cofundadora de la startup, consciente de que “los productos saludables se consolidan cada vez más en todo tipo de sectores, como podemos ver en la alimentación; por eso hacía falta una propuesta que diese la misma importancia al cuidado de la piel”. Y es que ésta se enfrenta a enemigos como el estrés, que influye directamente en el envejecimiento de la piel, los tóxicos de los cosméticos convencionales y de los productos alimentarios, que impiden el correcto funcionamiento de la dermis, y la contaminación ambiental, que tapona y penetra en los poros incrementando la formación de radicales libres.

“Cómo ingenieros químicos, vemos que la mayoría de productos del mercado utilizan ingredientes poco saludables y que además no aportan ningún beneficio para la salud de la piel”, critica Miquel Antolín, cofundador de la marca. Por ello, Freshly Cosmetics se compone de ingredientes activos naturales como el castaño de indias, astaxantina, alga fucus, té rooibos, aceite de aguacate, cafeína natural, brócoli, lima, semillas de frambuesa o polvo de bambú.

La importancia de la digitalización de los negocios, y en especial de las Redes Sociales (la marca se comercializa desde su ecommerce y su estrategia de marketing se basa en conectar con las personas a través de plataformas como Facebook, Twitter o Instagram), ha hecho que la empresa comercialice más de 15.000 productos y facturado 200.000€. “El objetivo es consolidar un modelo de cosmética saludable que la sociedad pueda aplicar y seguir ayudando a mejorar”, aseguran los fundadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here