Fondos de recuperación europeo

ESPECIAL FONDOS DE RECUPERACIÓN

[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Las Cámaras de Comercio extremeñas coinciden: se necesita más digitalización

Cáceres y Badajoz coinciden en que los fondos Next Generation deben llevar a sus empresas, muy dañadas, a un nuevo nivel de competitividad
Extremadura Camara Comercio Badajoz
Sala de reuniones de la Cámara de Comercio de Badajoz.

Las Cámaras de Comercio de Cáceres y Badajoz, coinciden sobre los fondos europeos Next Generation: en Extrema­dura se necesita mucha digitalización, más agricultura y una mayor transición ecoló­gica. A la mejora de su tejido empresarial, de los más dañados tras la crisis provocada por la COVID-19, se le suma la necesidad de tener una mayor tecnificación; la mayoría de empresas, que son pymes, muestra que hay poca cultura emprendedora, lo que, a su vez, deja poco mar­gen a la innovación.

Para entrar en profundidad sobre estas cues­tiones el primer análisis sobre estas cuestiones viene del norte de la región, de la mano de Ele­na Montero, técnico responsable del departa­mento de los fondos Next Generation en la Cá­mara de Comercio de Cáceres.

“Los fondos Next Generation suponen una im­portante inyección económica que nos ofrece una oportunidad histórica de conseguir la trans­formación de nuestro modelo económico. Una oportunidad de darle una vuelta a las estrate­gias actuales y las del futuro dentro de todos los sectores”, afirma.

Montero afirma que las subvenciones y licitacio­nes son el principal instrumento de distribución de los fondos del Plan de Recuperación, Trans­formación y Resiliencia, y por este motivo, el papel de la Cámara de Comercio cacereña será el de “apoyar, asesorar y acompañar a las empresas de nuestra provincia” a para facilitarles el acceso a estos fondos y que puedan ser beneficiarias de estos, mejorando así no solo su desarrollo econó­mico, “sino el de todos los ciudadanos”.

Durante el primer semestre de 2022, están previstas varias convocatorias en Cáceres, que cuentan con más de 24,600 millones de euros de inversión

El tejido empresarial cacereño, dañado

Desde el comienzo de la crisis por la pandemia, el tejido empresarial cacereño se ha visto muy afectado por la crisis y se ha notado un notable descenso en el número de empresas activas, señalan desde la Cámara de Comercio.

Montero va más allá en su análisis: el perfil de las empresas de esta provincia es, en su gran mayoría, micropymes sin asalariados con me­nos de diez trabajadores y un porcentaje muy alto de estas empresas son personas físicas. “Esto significa que hay una insuficiente cultura emprendedora que deja poco margen a la inno­vación. Por este motivo es muy importante para nosotros aprovechar estos fondos europeos que nos brindan la oportunidad de revertir esta situación”.

Sin embargo, los fondos europeos están en­focados no solo a las grandes empresas, sino también a las pequeñas. De todos modos, en el caso de Cáceres, y teniendo en cuenta su per­fil, habrá una mayoría de pequeñas empresas y micro pymes que se beneficien de ellos.

Así, durante el primer semestre de 2022, han coincidido convocatorias por más de 24.600 mi­llones de euros: ayudas para la digitalización de pequeñas empresas, microempresas y perso­nas en situación de autoempleo (Programa Kit Digital) y ayudas a la cadena de valor del hidró­geno renovable, incluyendo subvenciones para proyectos pioneros en este campo.

Delegación de la Cámara de Comercio de Badajoz, Monesterio.

Además, habrá un programa de construcción de viviendas en alquiler social para el incremen­to del parque público de viviendas energética­mente eficientes destinadas al alquiler social o a precio asequible; ayudas a la rehabilitación energéticamente eficiente de edificios y varios Planes de Sostenibilidad Turística en Destinos, para impulsar la transformación de los destinos turísticos españoles hacia la sostenibilidad.

Aún así, de todos los ejes contemplados en los fondos, Extremadura recibirá fondos para fomentar el desarrollo de todos ellos; “aunque tendrán mucho peso los relacionados con la agricultura, la digitalización y la transición eco­lógica”, puntualiza Montero.

De todos modos, Montero explica que, actual­mente, la Cámara de Comercio de Cáceres está trabajando directamente en la gestión de fon­dos dedicados a la digitalización a través del programa Kit Digital. Este programa tiene como objetivo subvencionar la adopción de solucio­nes de digitalización disponibles en el mercado, provistas por Agentes Digitalizadores, para pe­queñas empresas, microempresas y personas en situación de autoempleo. Todo ello, con la finalidad de fomentar el desarrollo en cuanto a los niveles de madurez digital de la provincia y el avance en la digitalización de áreas clave como presencia en internet, venta electrónica, gestión de clientes y proveedores, oficina digi­tal, gestión y automatización de procesos y ci­berseguridad.

Cáceres espera un salto cualitativo

La recuperación es uno de los temas clave de estos fondos. ¿Cómo de “dañada” había que­dado Cáceres tras la crisis provocada por el coronavirus? “Los resultados de la crisis pro­vocada por la pandemia sanitaria han sido muy notables en nuestra provincia”, admite. “Como comentaba anteriormente, nuestras empresas son, en su gran mayoría pequeñas empresas y micropymes. Esto ha hecho que muchas de ellas, no hayan podido superar los obstáculos de esta etapa con éxito”.

Para ofrecer unos datos exactos, hay que decir que en el año 2019 la provincia de Cáceres con­taba con aproximadamente 28.000 empresas, mientras que, durante el año 2020, ese número descendió a poco más de 25.500.

Pero el optimismo es grande. Para Montero, los fondos Next Generation van a ser un importan­te revulsivo para la provincia en materia de di­gitalización e innovación, “especialmente si se aplican en motores económicos tan importan­tes para el territorio como son la agricultura y el turismo, por lo que auguramos que ambos sec­tores darán un salto cualitativo para convertirse en referencia nacional”, vaticina.

“Si a esto sumamos dotar a nuestra provincia de más y mejores infraestructuras y una clara apuesta por la industria, las perspectivas de fu­turo de cara a 2030 serán, sin duda, muy hala­güeñas”.

Badajoz: “No nos podemos permitir no aprove­char los fondos”

La Cámara de Comercio de Badajoz ha sido desde el principio un punto de información y di­fusión de todo lo relacionados con los Fondos Next Generation, quiere dejar patente Marcos del Pozo, coordinador de la Oficina Next Gene­ration de la misma. Por ello, para canalizar estos trabajos, han puesto en marcha la Oficina de in­formación sobre los Fondos y organizado varias jornadas para dar información y asesoramiento al tejido empresarial extremeño.

“Quiero destacar que nuestra red de delegacio­nes son un gran catalizador y dinamizador de estos fondos, ofreciendo información gracias a su capilaridad en el territorio. Sin duda, los fon­dos suponen una gran oportunidad y a la vez un reto para dar el empujón a la transformación de la región que tanto necesitamos y que no nos podemos permitir no aprovechar”, explica.

Entrando en materia, Del Pozo destaca que tan­to a Badajoz como al conjunto de Extremadura llegarán “grandes proyectos” de la mano del Go­bierno central, pero que hay que destacar que van a llegar muchos fondos que se van a capila­rizar entre las mancomunidades de la provincia “y esto va a ayudar a mejorar la infraestructura de nuestros municipios y crear oportunidades en las zonas menos pobladas”.

Badajoz tendrá tres ejes principales para reactivar su economía y empleo: la digitalización, la transformación ecológica y la eficiencia energética

¿Y cuáles serán los ejes principales para Bada­joz? Del Pozo señala tres: La digitalización, la transformación ecológica y la eficiencia energé­tica. “Van a ser tres ejes que van a traer muchas oportunidades y transformación a la región”. Y coincide con lo dicho por Montero: el tejido empresarial pacense “necesita digitalizarse” al mismo tiempo que apunta que las iniciativas de eficiencia energética que se presentan en todos los ámbitos “van a ser también un revulsivo para el sector de la construcción”.

Lo que se persigue desde Badajoz, en definiti­va, es generar un sector productivo diferencial con productos, bienes y servicios del mundo digital, que irá, igualmente, o esa es la idea, “de la mano de una administración inteligente y ac­tualizada acorde a la era digital”.

Sede de la Cámara de Comercio de Cáceres.

Lo primero, reactivar la economía

Para poder lograr este objetivo, analiza Del Pozo, es necesario avanzar en la transformación digi­tal del tejido productivo y en el fomento de la conectividad y de las infraestructuras públicas para el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs) en la comunidad ex­tremeña. ·Este será un elemento indispensable para reducción la brecha digital y para la garan­tía de que todos los extremeños puedan acce­der y transformar sus negocios al ámbito digital, lo que conllevará, a su vez, un salto cualitativo en la economía regional”, asegura.

Así, lo primero ahora es reactivar la economía. “Un factor importante durante esta crisis ha sido la pérdida de empleo y la caída del consumo. Necesitamos reactivar la creación de empleo de valor añadido a través del impulso de la in­dustrialización e innovación de la región, para reactivar el consumo y la economía de la re­gión”, recuerda.

Por último, haciendo un ejercicio de imagina­ción, el coordinador de los fondos Next Gene­ration de la Cámara de Comercio de Badajoz, adelanta que el reto 2030 tiene que ser una “realidad” y que hay que abordar la transforma­ción “a un modelo productivo más sostenible”. Y destaca: “Mejores infraestructuras, edificios, empresa, ciudades y pueblos con una eficiencia energética al 100 %, una menor dependencia de combustibles fósiles y una gran potencia en energía renovables, un tejido empresarial más diversificado y sólido, y un campo más innova­dor y digitalizado”.

Recomendadas