Cámaras en el campo para controlar la naturaleza

La Laguna de Boada, humedal recuperado en Tierra de Campos (Palencia), ofrece imágenes en directo permita observar la biodiversidad en su esplendor
camaras campo laguna de boada
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Fundación Global Nature quiere vigilar y observar los procesos naturales de una forma no invasiva. Por ello está instalando cámaras en el campo para ofrecer imágenes en directo y así permitir que los usuarios puedan ver y controlar, en vivo y en directo, la biodiversidad en todo su esplendor. Ahora, la organización ha instalado nuevas cámaras –Tortuera, Hito y Villacañas (Castilla-La Mancha–, además de la ya instalada en el humedal recuperado de la Laguna de Boada, en Tierra de Campos (Palencia).

Este último, situado en el humedal recuperado, supone un importante punto de invernada para muchas especies de aves acuáticas en el interior peninsular; siendo por ello los meses de noviembre a julio la mejor época para observar avifauna. A lo largo del año se pueden observar múltiples especies de aves acuáticas que irán cambiando de manera estacional, entre las que se encuentran: anátidas, gansos, limícolas, ardeidas, láridos y rapaces.

La cámara, accesible para todos los ciudadanos, ha sido colocada en colaboración con la Diputación de Palencia y brindará, más allá de la función científica para la entidad, una oportunidad para que los aficionados a las aves y el público general puedan acercarse, durante las 24 horas del día y desde sus casas, a este humedal restaurado.

La cámara situada en el campo es una webcam de naturaleza con tecnología de rotación a 360º y luz infrarroja, para dar una cobertura total durante día y noche. Además, utiliza energía solar fotovoltaica para su funcionamiento, y su utilización en Laguna de Boada se lleva a cabo “sin perturbaciones a la fauna y minimizando al máximo el impacto sobre la naturaleza donde se encuentra”, aseguran desde la organización.

https://www.youtube.com/watch?v=jG1R0nQPKgo

Nuevas cámaras de campo

La cámara de la Laguna de Boada fue la primera en instalarse, el pasado junio. Pero las nuevas cámaras –dos exteriores y una interior– tomarán datos sobre las migraciones del cernícalo primilla: comportamientos prenupciales, de cría y hábitos sociales de esta especie protegida de una forma inocua “y sin generar molestias”. También, aseguran, se aprenderá sobre su comportamiento, la crianza de los pollos, frecuencia y tipología de alimentación o su estado de salud.

Las tres cámaras de campo están en Castilla La-Mancha. Una de ellas está en el municipio de Tortuera, en un primillar en el que se ha llevado a cabo la reintroducción de cernícalos primillas con pollos procedentes de aves irrecuperables de un centro de recuperación de fauna silvestre. La segunda se ubica en el Hito, y se trata de una cámara para hacer seguimiento de la migración de la grulla, registrar sus fechas de llegada y partida, así como elegir el mejor momento para el censo de las poblaciones y conocer el estado general de la laguna sin necesidad de molestar a las aves allí presentes. Y, por último, la tercera es una cámara interior, en una caja de lechuza, ubicada en un primillar del municipio de Villacañas.

Últimas noticias

Relaccionadas

Anuario de la Innovación en España 2020