alicia zurita lubets

Alicia Zurita, creadora de los “orgasmos ecológicos”

Emprendedora “en serie”, la fundadora de Lubets ha aportado un gran valor diferencial a sus productos lubricantes, innovando con sus monodosis

Alicia Zurita es, según sus palabras, una emprendedora en serie. Pero no de las de iniciar un proyecto y dejarlo al cabo de unos meses; es de las que los madura, prueba y desarrolla hasta que consigue lo que exactamente quiere. De hecho con Lubets, su actual proyecto, dedicado al sector erótico, fue así: antes de la pandemia tenía ya programado su negocio online hasta que el Estado de Alarma la pilló por sorpresa. No fue un problema, pues cambió ciertos conceptos hasta lograr posicionarse como una de las marcas más conocidas en el ámbito de los lubricantes.

“Desde que tengo uso de razón siempre he querido tener mi propia empresa”, asegura. Sus padres lo eran y haber vivido desde pequeña en diferentes países también le aportaron la experiencia de la diferenciación. Asimismo, sus estudios siempre fueron dirigidos a ello. “He estado diez años mínimo en cada proyecto, el primero fue de software libre, con 20 años, y lo compaginaba con mis estudios”.

Fue en 2005 cuando vio que su mundo era otro. El sector erótico estaba viviendo una transición ya que, hasta entonces, estaba bastante mezclado con el porno. “A mí eso no me representaba nada. Todavía había cintas y discos DVD al lado de los productos eróticos. No quería disfrazarme para sentirme sexi. Entré en una empresa relacionada en la que ya se vislumbraban otras cosas”.

En aquellos años, los productos eróticos para mujer eran de poca calidad, llevados con poca comunicación, “muy rococó, muy rosa. Pero llegó una marca japonesa muy tech con sus ‘huevos tenga’. Ahí había una oportunidad y una tendencia de hacer las cosas diferentes que había llegado para quedarse. Es por eso que digo que Lubets no es una idea de ahora, viene de una evolución de muchos años”.

Lubets, lubricantes monodosis

Lubets es la empresa de Alicia Zurita, y desarrollan lubricantes naturales y ecológicos que se pueden llevar a cualquier lado, de solo una dosis y que se aplican con un clic. Y todo con mucho humor inteligente. Esta compañía nace de un hueco desatendido por empresas como Durex, que viene heredado por dos cuestiones: primero, el bote de lubricante –“muy anticlima, empezado a medias, sucio, poco transportable”, subraya–, y segundo, las farmacias, que con sus productos dan a entender que lo que se tiene es una patología . 

“Alguien que tenga una patología tiene que darse un producto y puede sentirse mal. Yo puedo hacerlo sexi. Así surgió Lubets, con mucho concepto, con atributos muy fuertes y posicionado directamente en lifestyle: que los lubricantes no sean necesidad, pero que se utilicen de forma natural. Es un poco lo que pretende, que sean experiencias para quien lo necesite”, indica la emprendedora.

Innovación y ecología

La innovación, por otro lado es el valor diferencial de la empresa. Alicia Zurita lo explica así: “Es entrar en un océano azul. Si no lo tienes, costaría mucho pelear en un océano rojo. Si no hay innovación, si no vas a cambiar… El valor diferencial está en los dos posicionamientos, el del bote de Durex y el de la pomada de farmacia. ¿Por qué no cambiarlo? Uno se utiliza por necesidad médica y el otro porque resbala, pero nadie se preocupa por la calidad. La innovación es la perfección del producto”. 

De ahí el funcionamiento de sus productos. Monodosis, se abre con dos dedos y es de buena calidad. Ese es el valor diferencial.

Por otro lado, Alicia Zurita critica la utilización que a veces se hace de la ecología para intentar vender más. “A mí me parece que las monodosis, además de las bondades que tienen, son reciclables y utilizan mucho menos plástico. Es un material bueno y el impacto energético es menor –producido 100% en España–, con menos material". 

De hecho, estaban comprobando la posibilidad de hacerlo de papel. Y aunque, a priori, parece que es más ecológico “–y en marketing sería un salto increíble”, indica–, sería engañar. “Es que sería como un tetrabrick, no sería ecológico. Prefiero plástico". 

Un mundo diferente

Es indudable que el cambio de los tiempos ha ayudado a Lubets. La mujer ha cambiado su posición en el mundo, también en el sexo: ellas querían sentir placer. Alicia Zurita explica que Durex tuvo mucho que ver en la mejora de las marcas, porque hizo una gran distribución y abrió puerta a los pequeños. 

“Además, gente más mayor que, en principio, lo necesitaba son mucho más abiertas ahora. Ahora se habla mucho más y la gente joven lo toma como algo natural, lo han normalizado. Pero España es un país de extremos. Está la que ni loca y la que como loca”. 

El momento que se ha vivido en España con el encierro también ha influido. Pasar tiempo en casa, al fin y al cabo, te hace reflexionar. Las ventas online se dispararon y los puntos de venta se dieron cuenta de su potencial. “Empresas tan conservadoras como Fnac o El Corte Inglés –asegura– ya tienen vibradores. Es un sector que ha llegado para quedarse. Es la mezcla de muchas cosas, porque es un producto de pareja, se regala o el propio boca a boca, que también ayuda”.

De hecho, la empresaria, a raíz de este comportamiento de la sociedad, ha ideado varias iniciativas, como digitalizar y comprobar datos prepandemia y pospandemia para analizar lo que ha pasado, encuestas. “De verdad, ¡parece que han vuelto los años 20!”, exclama. “Estamos viviendo un momento muy dulce porque relacionarse con productos sexuales parecía una mala imagen. Ahora ya no lo es”.

Emprendedoras: “Está cambiando”

Como mujer emprendedora, Alicia Zurita cree que, en este momento, hay una evolución, y que el papel de la mujer en el emprendimiento está cambiando y mejorando. “Yo ya soy mayorcita, y sin embargo conozco a mucha gente muy joven que tienen muchas ganas. No hay que conformarse con un trabajo como necesidad”.

Del mismo modo, como consejo, la fundadora de Lubets apunta: “Lo que tienes que tener al final, después de todos los años, es resistencia a la adversidad. Que todo parezcan retos. Hay muchos que parecen emprendedores y luego se hunden. Cada vez que pase algo no te puedes hundir. Al final, creo que es un gen –por ejemplo, yo he intentado trabajar para otros, pero he necesitado desarrollar mis ideas–; es una personalidad”.

Relacionadas

Anuario de la Innovación en España 2020

ZONA VIP

Accede a tus contenidos exclusivos

[login_form]

ZONA VIP

Accede a contenidos exclusivos

[login_form]

Suscribete a nuestra newsletter semanal