Con la colaboración de
Banco de Santander
larsa yogures

Los innovadores yogures de Larsa: con sabor a flores y origen emprendedor

La compañía gallega da un paso de gigante para diferenciarse de sus competidores con una propuesta que marca un antes y un después: yogures que saben a flores. Concretamente a tres variedades: flor de toxo y verbena, de sabugueiro y de violeta
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Hasta ahora, la innovación en los yogures de Larsa había estado en sintonía con los sabores habituales (con frutas, bífidus, desnatados) que tienden a convencer al consumidor, si bien algunas propuestas eran más disruptivas como el licor café, la queimada, las castañas o el sabor a tarta de almendra. Ahora la compañía láctea ha dado un paso de gigante para diferenciarse de sus competidores con una propuesta que marca un antes y un después: yogures que saben a flores. Concretamente a tres variedades: flor de toxo y verbena, de sabugueiro y de violeta.

Los pastos de Galicia –el pastoreo, como lo llaman en Larsa– siempre han estado presentes en el catálogo de sus productos. "La ganadería en pastoreo es una forma diferente de enfocar la producción, para ofrecer alimentos sanos y de calidad", asegura José Armando Tellado, director general de Larsa y uno de los impulsores del programa de innovación 'Impulsando Galicia', germen de los nuevos yogures. El lanzamiento de éstos surge gracias a los Premios Innovación Saludable LARSA 'Impulsando Galicia', realizados en colaboración con la Universidad de Santiago.

Brais Pérez Fernández, Roberto López Toia y Antón Polo Fernández son los emprendedores que han creado los yogures de flores. El objetivo de la propuesta, como ha podido saber Innovaspain, ha sido "gustar y crear curiosidad". Si bien es cierto que muchos cocineros utilizan las flores en sus menús, "en el mercado de los lácteos faltaba algo así". Los estudiantes de la Escuela Politécnica Superior de Lugo han sido valorados por Larsa como el mejor proyecto "gracias a su originalidad, viabilidad, grado de innovación, contribución a la mejora de la salud y diferenciación", como han explicado a este medio.

LARSA y la Universidad de Santiago pusieron en marcha en 2017 los Premios con el objetivo de promover la salud a través de la nutrición y hábitos de vida saludables, además de reconocer las aquellas propuestas que promuevan la innovación en la industria láctea, el desarrollo de nuevos productos o nuevas tecnologías, innovaciones en el punto de venta, en procesos, ingredientes o en ganaderías. "Buscamos fomentar el emprendimiento y dar valor compartido en un sector agroalimentario sostenible, haciendo realidad iniciativas novedosas en alimentación desde Galicia y desde la Universidad", apunta José Armando Tellado.

La innovación marca el futuro

Además del producto –entre las novedades llegadas al mercado se encuentran la mayor gama de loncheados con Leche de Pastoreo, los quesos clásicos de Galicia en una versión renovada, en taco listos para cortar o la barra clásica reinventada como barra semicurada– y de su objetivo de volver a ser una marca relevante en Madrid, como ya lo fue en los años 70 y 80, Larsa acaba de comprometerse con el I+D+i alimentario gallego ratificando su inversión de 25 millones en tres años. Las nuevas instalaciones de la factoría de Larsa en Outeiro de Rei (Lugo), con apenas un año de vida, se han convertido en un laboratorio de innovación clave para la compañía, de la que saldrán nuevos productos en este 2021.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Deja un comentario

Recomendadas

Anuario de la Innovación en España 2020