Wilobank, el banco nativo digital que nace en Argentina con el apoyo de Indra

La multinacional española asume también el mantenimiento y mejora de la plataforma bancaria

Wilobank, el banco nativo digital que nace en Argentina con el apoyo de Indra

Wilobank es un banco nativo digital que acaba de ponerse en marcha en Argentina. La entidad, que no cuenta con ninguna sucursal física, tiene como principal pilar la tecnología y su propuesta supone una experiencia de cliente diferencial que ha sido posible gracias a la tecnología de Indra.

La multinacional española ha sido el socio tecnológico del equipo de Wilobank, con el que ha trabajado en todos los aspectos de su operativa y durante todas las fases de su creación. Su modelo de banca digital ha facilitado desde el diseño de un sistema de implantación y de gestión cien por cien digital, al impulso de los sistemas de operativa y de captación comerciales avanzados.

El banco cuenta con una estrategia centrada en el ámbito digital, de modo que la captación de nuevos clientes se realizará de forma completamente online. Esto supondrá que cualquier usuario, con la simple ayuda de su teléfono móvil, podrá darse de alta como cliente en el banco de forma segura y en unos minutos. El proceso cumple con la normativa vigente del Banco Central de la República Argentina.

La solución de alta online (digital onboarding), ya ha sido previamente implantada con éxito en España en Bankia, la cuarta entidad financiera del país, con 8,1 millones de clientes. El cierre de una cuenta será igual de sencillo y podrá realizarse de forma íntegramente digital, algo pionero en la banca argentina.

Todos los productos y servicios de la entidad se construyen sobre la plataforma bancaria de Indra, que permite al banco operar de forma ininterrumpida las 24 horas del día los 365 días del año. Como socio de Wilobank, la multinacional asumirá, más allá del lanzamiento, el mantenimiento y la evolución de su tecnología.

Se han incorporado funcionalidades avanzadas de ciberseguridad y biometría cuyo cometido es garantizar al cliente un proceso seguro y al mismo tiempo identificar de forma automática posibles intentos de fraude. “El cliente puede darse de alta o realizar transferencias desde el sofá de su casa con las mismas garantías que si lo hiciera de forma presencial en una sucursal bancaria –señalan desde Indra–. Wilobank, por su parte, cuenta con los resortes necesarios para paralizar inmediatamente cualquier uso fraudulento del servicio”.

“En un período muy corto de tiempo, marcado por una estrecha colaboración con Indra, obtuvimos la aprobación del Banco Central, sentamos las bases del primer banco digital de la Argentina, pasamos la inspección final y comenzamos a operar el 30 de junio de este año”, señala el presidente de Wilobank, Guillermo Francos. “Aunque dicho así parezca sencillo, ha sido una tarea ardua y compleja en la que trabajó mucha gente en Madrid, Buenos Aires y otras ciudades del mundo. Como cualquier proyecto, ha tenido éxitos y dificultades durante su desarrollo, ha habido logros, errores, soluciones, mejoras, etc.”.

“Impulsar la creación desde cero de un banco cien por cien digital nos ha permitido comprobar la eficacia de nuestro innovador modelo, que facilita la gestión totalmente digital de una entidad y favorece e impulsa la transformación digital del sector bancario”, señala el director global de Servicios Financieros de Indra, Borja Ochoa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here