VIVOOD Hotel daniel mayo
VIVOOD Hotel Paisaje está en plena naturaleza. (Imagen: Alfonso Calza)

El COVID-19 (ver cobertura especial) se llevó por delante la primera joya de la corona de la temporada turística. Tras el fiasco de la Semana Santa, queda salvar el verano. Ante la heterogeneidad de los mensajes lanzados desde el Gobierno, algunos hoteles han tomado la iniciativa y han decidido transformarse para afrontar un paso por delante la nueva realidad de la industria. Es el caso de VIVOOD Hotel Paisaje, el recinto enclavado en el valle de Guadalest (Alicante), que acaba de lanzar ‘Garantía 360’, un plan que engloba la seguridad higiénica, sanitaria y experiencial de sus huéspedes en la etapa post coronavirus. VIVOOD ha decidido compartir esta batería de acciones (ver plan completo) con el resto de empresas turísticas y ayudarles en su toma de decisiones.  

“Cada medida que nos ha sido comunicada al sector incluye mucha letra pequeña que hay que analizar y entender. Una cosa es poder abrir, y otra muy diferente cómo y cuándo hacerlo”, explica a Innovaspain Daniel Mayo, CEO de VIVOOD. Su idea de turismo diferente y sostenible fue una de las seleccionadas hace cinco años en la primera edición de Lanzadera, la aceleradora de empresas de Juan Roig.

VIVOOD, hay fecha para volver

Hasta hoy, el hotel, basado en un nuevo concepto de lujo –“el lujo de la evasión”- sólo había supuesto buenas noticias, con una ocupación de sus 70 plazas in crescendo año tras año. “En 2019 fue del 75 %, con varios meses al 100 %. En 2020, las previsiones eran aún mejores”, apunta Mayo.

Pese a la dureza del golpe recibido, el CEO de VIVOOD muestra un prudente optimismo. “Nos gustaría poder abrir el hotel en algún momento de junio. Al margen de cuantos huéspedes tengamos entonces, volveríamos a trabajar con cierta normalidad. Nos permitiría tomar algo de aire y ‘calentar’ de cara a julio y agosto”.

Otra de las ventajas del hotel pasa por no estar encorsetado en el modelo de turismo de sol y playa. Su apuesta por la naturaleza y el cuidado personal les permitirá alargar la temporada siempre y cuando la situación sanitaria lo permita. “En nuestro caso la ‘reconstrucción’ es más fácil”, afirma Daniel Mayo. El empresario alude a lo diáfano de la distribución de los espacios de un hotel pensado además para parejas adultas. “De algún modo queremos encabezar el regreso de los hoteles, demostrar que es posible”.

Un plan “sin precedentes”

‘Garantía 360’ incluye un seguro gratuito en materia de salud –“nunca antes incluido en estancias hoteleras"- y atención médica para todos los huéspedes. El plan incorpora un servicio personalizado online de alimentación saludable, psiconutrición, entrenamiento y mindfulness, además de una indemnización por pérdida, robo o destrucción de equipaje durante el vuelo.

Daniel Mayo, CEO de VIVOOD
Daniel Mayo, CEO de VIVOOD. (Imagen: Pepe Olivares)

Otro de los ejes de las acciones post COVID-19 puestas en marcha por VIVOOD, gira en torno a las medidas extraordinarias de seguridad e higiene para los huéspedes y los 52 empleados del hotel. “Además del activar el check-in online, habrá dispensadores de gel desinfectante en todas las entradas a suites y espacios comunes de clientes y trabajadores. El textil (sábanas, colchas, toallas etc.) se someterá a un proceso de desinfección con oxígeno puro. Las habitaciones estarán higienizadas con productos altamente efectivos para combatir el virus, como el amonio cuaternario e instalaremos lámparas ultravioleta para la desinfección de objetos y mobiliario”, detalla Daniel Mayo.

¿Un futuro mejor?

“La situación es gravísima, pero hemos aprovechado para cuestionarnos absolutamente todo”, apunta Daniel Mayo sobre un reseteo que es habitual en VIVOOD. “Cada mes mantenemos una reunión dedicada a la innovación en la que no nos gusta hablar de cambios, sino de mejoras. El 90 % de las que hemos introducido ahora serán válidas cuando todo esto pase. La diferencia es que nos hemos visto obligados a implementarlas mucho más rápido de lo habitual”.

Piscina de VIVOOD Hotel. (Imagen: Pablo Vázquez)

Con la vista en el largo plazo, Daniel Mayo afirma que, como el común de los mortales, no tiene ni idea de si el mundo que habitaremos el 31 de diciembre será mejor o peor. “Seguro que será diferente. Quiero pensar que esta prueba implicará que al menos parte de la industria avance hacia un turismo de mayor calidad, más personalizado y digital. Estamos en la línea de salida, pero llegará el momento de hacer balance”, concluye el CEO de VIVOOD.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here