VINYSOST: mejorar la calidad, sostenibilidad y competitividad de los vinos españoles

VINYSOST

En agosto de 2014, el proyecto VINYSOST se marcó el objetivo de mejorar la calidad y competitividad de los vinos españoles, mediante la gestión sostenible de la producción de grandes viñedos y dando respuesta a algunos de los grandes retos del sector vitivinícola nacional. Ahora, el consorcio que ha desarrollado la iniciativa durante estos años (cofinanciada por la Unión Europea y por el CDTI mediante fondos FEDER) acaba de clausurarla y elaborará en los próximos meses un informe con todas las conclusiones técnicas, dando a conocer así todas las innovaciones que se han logrado en el marco de este proyecto.

Como aseguran fuentes del proyecto a Innovaspain, “hemos pretendido implantar las innovaciones alcanzadas en grandes viñedos bajo condiciones de cambio climático y en ocasiones en producción ecológica, para confirmar así que el escalado de resultados no distorsione los avances técnicos logrados a nivel experimental”. En VINYSOST han estado representadas ocho Comunidades Autónomas –Cataluña, Andalucía, La Rioja, Galicia, Madrid, Valencia, Aragón y País Vasco– y creado 24 puestos de trabajo, “seis más de los que estaban previstos en su lanzamiento”, confirman.

Para cumplir con su objetivo final, VINYSOST ha establecido tres grandes áreas de estudio. La primera de ellas, conocida como VITISOST, se ha centrado en el diseño de estrategias para la producción sostenible en grandes viñedos, incluyendo trabajos sobre su estado sanitario (plagas y enfermedades), su gestión y mecanización, la implementación de mejoras tecnológicas en viñedo y de productos alternativos y mejorados para optimizar el momento de vendimia, tanto en variedades blancas como tintas. Todo ello orientado a mejorar la calidad de la uva y controlar su crecimiento en grandes superficies vitícolas, como base para la elaboración de vinos de calidad. El segundo ámbito, ENO+, orientada al desarrollo de estrategias para la mejora y modelización de la correcta evolución y estabilidad del vino, buscando el aseguramiento de su periodo óptimo de consumo y dando respuesta así a las necesidades y gustos actuales del consumidor internacional. Para ello, se han diseñado herramientas y marcadores relacionados con el control de la estabilidad aromática, sensorial, química y microbiológica de los vinos en toda su cadena de producción, gracias a un mejor conocimiento del papel del oxígeno en todo el proceso vitivinícola. Finalmente, WINESOST, la tercera vía, ha pretendido mejorar la sostenibilidad integral vitivinícola (de la cepa a la botella), mediante el cálculo por empresa de la huella de carbono e hídrica, así como del ciclo de vida y su coste. De esta manera se ha buscado el modo de compatibilizar la obtención de producciones de calidad y la competitividad empresarial con el respeto al medio ambiente.

EL CAMINO DEL “SECTOR MÁS DINÁMICO”
El sector del Vino en España es, probablemente, uno de los sectores más dinámicos e innovadores dentro del grupo de la Alimentación y Bebidas en España. A pesar de ser un sector muy atomizado, con más de 4.000 bodegas en toda España, presenta una gran fortaleza y es la experiencia y el compromiso de sus integrantes, con la colaboración inter-empresas y con centros de investigación como estrategia clave de generación de nuevos conocimientos y su posterior aplicación y transferencia al usuario final. Esta apuesta por la innovación ha fomentado la generación de un subsector auxiliar altamente tecnológico que está ayudando a la necesaria digitalización de las bodegas y viticultores españoles, pero que también está apostando por las nuevas tecnologías en materia de equipamiento, maquinaria, técnicas de manejo del cultivo y de la nutrición, tecnologías sanitarias y biotecnologías, las cuales están ayudando a hacer más competitivo al sector vitivinícola español.

En este marco de actuación, VINYSOST ha abierto nuevas líneas claves de I+D para el futuro y que permiten cerrar el ciclo de la innovación, desde la generación del conocimiento hasta su materialización en nuevas tecnologías que, aplicadas y optimizadas, harán del vino español un referente internacional, valorado por sus sostenibilidad e innovación. “Es un derecho, una obligación y una oportunidad para el sector vitivinícola canalizar muchos de estos fondos [en referencia a los fondos FEDER) en beneficio de las bodegas, empresas y centros de investigación españoles”, apuntan fuentes del proyecto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here