Universidad de Mondragón tesis
Un momento de la defensa de la tesis. (Imagen: Universidad de Mondragón).

La crisis del coronavirus (consulta nuestro especial) está reforzando el papel de la tecnología en su versión más útil. Son muchas las herramientas innovadoras que favorecen que determinadas actividades no frenen en seco. La universidad ya utilizaba algunas para complementar su oferta presencial con cursos o seminarios online. Ahora, las circunstancias obligan a ir más lejos e incorporar estos mecaismos siempre que sea posible. Y parece que, en este periodo transitorio, la ‘medicina’ funciona.

El pasado 12 de marzo, la Universidad de Mondragón cesaba su actividad presencial. El día 17 de marzo estaba previsto que uno de sus doctorandos, el egresado en Ingeniería Electrónica Carlos Ruiz, defendiera su tesis doctoral. La institución convocó a una reunión a los integrantes del tribunal y a otros afectados que, como Ruiz, podían sufrir un parón indeterminado en sus planes. La propuesta para seguir adelante con lo previsto pasaba por cumplir el trámite desde casa, utilizando la herramienta Hangsout Meet de Google.

“No hay constancia de que ningún otro estudiante haya defendido su tesis siguiendo estos mecanismos, al menos en el País Vasco”, explica a este periódico Carlos Ruiz, que finalmente obtuvo una nota de sobresaliente. Su trabajo, desarrollado durante tres años de la mano de la empresa Ingeteam, se ha centrado en la investigación de plantas de energía eólica marina.

Recorrido previo

El investigador nicaragüense de 30 años estudió Ingeniería en Electrónica por la Universidad Nacional de Ingeniería de Nicaragua.  “Mi padre estudió lo mismo, también muchos de los que aún hoy son sus amigos. Siempre sentí fascinación por la cantidad de libros técnicos de su biblioteca personal. También por las clases de matemáticas y física durante el Bachillerato”.  

Tras la carrera, cursó el Máster en Energía y Electrónica de Potencia en la Universidad de Mondragón a través de una beca otorgada por ERASMUS MUNDUS LAMENITEC. Posteriormente decidió realizar estudios doctorales en esta misma universidad, donde desde el pasado mes de enero ejerce como docente de dos materias: Instrumentación Electrónica y Sistemas Productivos y Electrotecnologías. “Espero seguir el curso que viene”, señala Ruiz.

Transparecia, requisito de la Universidad de Mondragón

La defensa de la tesis se extendió durante tres horas en las que pudo compartir distintos documentos. “Estuve tranquilo. Lo que me ponía más tenso era que cualquier error técnico habría pospuesto definitivamente la exposición. Fue el único requisito de la universidad”.

Además, para dotar de trasparencia al acto, dos cámaras fueron instaladas en la sala en la que se encontraba Carlos Ruiz: una le enfocaba de frente y la otra, con un ángulo más amplio desde uno de los laterales, dejó constancia de que el investigador no recibió ningún apoyo extra. El tribunal de la defensa estuvo compuesto por investigadores expertos de la Universidad Politécnica de Catalunya, Universidad Politécnica de Valencia, Universidad Carlos III de Madrid, Ingeteam y Mondragon Unibertsitatea. 

[Te puede interesar leer: 'Un antes y después del coronavirus: la universidad ante su reto más tecnológico']

La investigación la ha desarrollado  bajo la tutela de Gonzalo Abad y un grupo de profesionales de Ingeteam. “Desde el principio he podido trabajar en equipo, aportar ideas y debatir soluciones”, detalla Ruiz. “Ha sido un camino arduo para todas las partes, pero muy provechoso. He aprendido de gente muy buena”, añade el ingeniero, antes de alabar el modelo práctico de la Universidad de Mondragón. “Es perfecto porque a la perspectiva académica le suma la realidad de la industria”.  

Resumen de la tesis

La tesis (escrita en inglés y defendida en castellano) lleva por título Modeling for Harmonic Analysis of AC Offshore Wind Power Plants’, ‘Modelado para análisis armónicos de plantas de energía eólica marina de CA".  Se trata de una investigación centrada en el modelado para el análisis armónico de parques eólicos de corriente alterna (CA) emplazados en el mar.

Los parques eólicos marinos están constituidos por una multiplicidad de elementos diseñados de manera totalmente independiente; aeroturbinas, transformadores, cables submarinos para transmisión de energía, compensadores de energía y otros.

La tesis se ha basado en desarrollar un modelo matemático global (multi-elemento) de parque eólico marino, que contempla los principales elementos que lo componen y permite entender en detalle interacciones o comportamientos indeseados entre los diferentes elementos que forman el parque.

El modelo global propuesto por el investigador de la Universidad de Mondragón, permite optimizar los parques eólicos marinos, cumpliendo diferentes posibles objetivos. Carlos Ruiz ha puesto el foco en estudiar y proponer soluciones desde la perspectiva del fabricante del aerogenerador, para mejorar la calidad armónica de la energía generada por los parques marinos. Este aspecto gana en importancia, en un contexto en el que la generación mediante fuentes renovables crece día tras día en prácticamente todos los países del mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here