Una plataforma autónoma para proteger las infraestructuras marinas

proteger infraestructuras marinas

Construir una plataforma autónoma para proteger las infraestructuras marinas de amenazas externas, por ejemplo buceadores intrusos y minas. Ése es el objetivo del proyecto ThreatDetect, impulsado por el Programa OTAN de Ciencia para la Paz y la Seguridad (SPS) y que cuenta con la participación de investigadores de IMDEA Networks. La industria marítima mundial representa un negocio muy rentable pero actualmente la monitorización de estas infraestructuras se realiza de forma manual.

La finalidad de ThreatDetect es desarrollar un prototipo para verificar las capacidades de este nuevo sistema que, de manera autónoma, podrá proteger infraestructuras marinas de posibles amenazas. De esta forma, si se detecta una mina, el sistema combina la detección acústica activa remota con la verificación de la detección mediante el reconocimiento de los objetivos por un vehículo submarino autónomo (AUV) que se aproxime a los mismos. También es capaz de detectar la presencia de buceadores intrusos.

Paolo Casari, investigador principal en este proyecto, ha explicado que “la principal preocupación en el diseño de un sistema autónomo para la protección de infraestructuras marinas es la necesidad de adaptarse a diferentes entornos. En los casos de detección de buceadores o de identificación de minas, esto se traduce en la detección de objetos de forma y tamaño desconocidos”. En este sentido, ha incidido en que una de las mayores dificultades está en “distinguir entre el objetivo deseado y el ruido no deseado o las señales creadas por las olas o el paso de peces” ya que lo más habitual es que buzos y minas se encuentren en la superficie o cerca de ella.

Entre los usuarios potenciales de esta tecnología, los investigadores han señalado a operadores de plataformas de gas, propietarios de infraestructura para comunicaciones internacionales, la Marina y los exploradores del mar. La idea es que, gracias a la tecnología desarrollada, éstos puedan reducir sensiblemente los costes de mantenimiento y seguridad, y proporcionen una mejor cobertura y una respuesta mucho más rápida en caso de eventos catastróficos.

Los co-directores del proyecto, Roee Diamant y Lutz Lampe, han afirmado que “el procesamiento de la señal acústica proporciona detección y localización de los objetivos, y los datos de imágenes se obtienen enviando un AUV a una distancia segura de la mina sospechosa, para inspeccionar el objeto usando cámaras ópticas o imagen de sonar. Esto sirve para verificar lo que se ha detectado”. Todo ello con la idea de construir un sistema que, según ha puntualizado Paolo Casari, “aúne tecnologías de detección de vanguardia con otras de localización y comunicaciones”.

Negocio multibillonario

La industria marítima mundial representa un negocio anual multibillonario. Sus principales actividades están relacionadas con los recursos naturales abundantes en el mar (especialmente petróleo y gas),  con las pasarelas de comunicación y comercio entre los continentes y con la pesca. Como parte de estas actividades existen infraestructuras submarinas que están operativas a lo largo y ancho del planeta. Algunos ejemplos son tuberías y cables sumergidos para la transferencia de gas, petróleo, energía o señales de comunicación, e infraestructuras portuarias orientadas al transporte marítimo.

En la actualidad la monitorización, seguridad y mantenimiento de estas infraestructuras marinas se realiza manualmente, lo que requiere realizar una inversión considerable en mano de obra y limita las capacidades operativas al establecimiento de áreas marinas seguras de tamaño limitado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here