Una nueva mirada al Sistema Solar desde la perspectiva de Plutón

Conferencia de Adriana Ocampo, directora del programa Nuevas Fronteras de la NASA, en la UCM

Adriana Ocampo en la UCM (Foto de DEIC-UCM)
Adriana Ocampo en la UCM (Foto de DEIC-UCM)

Sobrevolar Plutón no solo ha permitido saber mucho más sobre las condiciones de este planeta enano; ha significado mucho más. Para Adriana Ocampo, directora del programa Nuevas Fronteras de la NASA, hay un antes y un después. “Hay una nueva forma de ver nuestro Sistema Solar: ahora hay ocho planetas y miles y miles de pequeños planetas”, afirma.

Un ejemplo de esto son los “nuevos objetos” encontrados en el cinturón de Kuiper (por ejemplo, Ultima Thule). Estamos ante algunos de los elementos más primitivos encontrados hasta el momento, por lo que es muy importante estudiar su composición, tal y como ha señalado esta científica colombiana ayer, en el ciclo ‘Hablemos de Física’ de la Universidad Complutense de Madrid.

[Te puede interesar: La hipótesis de un noveno planeta en el sistema solar vuelve a coger fuerza]

Su ponencia se ha centrado en la misión espacial de NASA ‘Nuevos Horizontes’ (New Horizons, NH), que fue lanzada en 2006 desde Cabo Kennedy con el objetivo de explorar Plutón, localizado en el cinturón de Kuiper. En julio de 2015 la nave espacial sobrevoló con éxito este planeta enano, descubriendo una nueva perspectiva de nuestro Sistema Solar.

Claro está que la misión espacial también permitió conocer mejor a Plutón. Se encontraron mucho hielo de agua, incluso glaciares con témpanos flotando; lo que hace suponer que debajo había líquidos. “Se le puede considerar un planeta oceánico”, ha señalado Ocampo. También se ha descubierto “una atmósfera mucho más compleja de lo que se pensaba”.

Y, lo que es aún más llamativo, solo se conocía una única luna, llamada Caronte. Sin embargo, durante esta misión espacial, que ya ha superado los nueve años de duración, se han descubierto cuatro lunas más, lo que provocó que hubiera que recalcular todas las rutas para evitar que la nace espacial impactara con algunos de estos satélites naturales.

[Lea también: Nuevos descubrimientos sobre la variedad de paisajes de Plutón]

La científica colombiana, en la NASA desde 1973, también ha detallado el funcionamiento la nave espacial, que tiene el tamaño de un piano de cola y pesa una tonelada. Destaca por su velocidad. Nueve horas después de su lanzamiento ya había sobrepasado la órbita de la luna. Y un año después llegó a Jupiter, donde utilizó el campo gravitacional del planeta para coger todavía más aceleración.

Adriana Ocampo ha subrayado esta ha sido “la primera vez que la NASA envió un instrumento diseñado completamente por estudiantes”. Se trata del contador de polvo cósmico, un elemento que “juega un papel clave para entender cómo se formaron los planetas”.

[Te puede interesar: Las formas poligonales que aparecen en la superficie de Plutón ya tienen explicación]

Casi una década de misión

“Todos las misiones espaciales empiezan con un sueño”, ha dicho ante el público que se ha congregado en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Físicas de la UCM. En este caso el soñador fue Clyde Tombaugh, la persona que descubrió Plutón en los años 30. Hubo que esperar 85 años para sobrevolar este planeta.

Cinturón de Kuiper
Cinturón de Kuiper

Y la misión ‘Nuevos Horizontes’ continúa. La nave robótica está ahora de camino a un mundo recién descubierto en 2014 dentro del cinturón de Kuiper, el ya mencionado Última Thule o MU69. Como todo proyecto de larga duración, estamos ante “un gran reto”.

De hecho, Ocampo ha reconocido que la misión estuvo a punto de cancelarse en varias ocasiones. Y lo que la salvó fue “la persistencia del equipo”. “Una de las cosas más importantes que se aprende en la NASA es que lo hacemos todo en equipo, nada depende de una sola persona”, afirma

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here