nariz electronica

La investigadora Sara Fuertes, del Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea (ISQCH), centro mixto del CSIC y la Universidad de Zaragoza, forma parte del equipo internacional de científicos que ha diseñado un compuesto de Platino que, en estado sólido, presenta respuestas fotofísicas (absorción y emisión) muy selectivas, instantáneas y llamativas a la presencia de agua y metanol. Este avance, que ha sido publicado en la revista Nature Communications, podría utilizarse para la fabricación de un nuevo sensor o nariz electrónica con uso tanto industrial como médico.

Según han explicado desde el ISQCH, “este tipo de compuestos que experimentan cambios de color cuando están en estado sólido por la incorporación de moléculas de disolvente en fase gaseosa se denominan vapocrómicos”. Gracias a su alta sensibilidad a vapores orgánicos, pueden ser utilizados como sensores o ‘nariz electrónica’ en el seguimiento de procesos industriales o en diagnósticos médicos, por ejemplo, para identificar biomarcadores de enfermedades a través del aliento.

“Si a un film del compuesto diseñado de Platino hidratado, de color rojo, se le somete a una corriente de Argón, cambia a color amarillo debido a la pérdida de las moléculas de agua”, han indicado desde este instituto del CSIC y la Universidad de Zaragoza. Sin embargo, “si se interrumpe la corriente y se expone al aire, el compuesto recupera el color rojo” ya que incorpora moléculas de vapor de agua del ambiente.

A lo largo de la investigación, que han llevado a cabo 23 investigadores de España, Reino Unido, Estados Unidos y Corea, este compuesto de Platino se soportó sobre una membrana polimérica y mantuvo los cambios de color y la velocidad de respuesta de los mismos. Dos hechos que, según han defendido estos cientíticos, representan un “enorme potencial” de cara a su aplicación en materiales de recubrimiento inteligente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here