ApTOLL ictus

El ictus isquémico es la principales causa de muerte de la mujer en España y una investigación público-privada española, está trabajando para mejorar el tratamiento de esta dolencia en su fase aguda. La clave está en una molécula inmunomoduladora que podría ayudar a reducir la inflamación cerebral producida por el ictus y así evitar muertes y mejorar la recuperación de los pacientes.

ApTOLL, de la compañía biofarmacéutica AptaTargets, es el nuevo fármaco que se está investigando y está a punto de entrar en las fases de ensayos clínicos. Se trata de un aptámero, es decir, una molécula de ADN capaz de reconocer y unirse a dianas terapéuticas con una especificidad muy alta y supone una alternativa muy ventajosa a los anticuerpos. Además, según han informado desde la Universidad Complutense de Madrid (UCM), que también participa de la investigación, “tiene una estabilidad y reproducibilidad más altas, así como menor inmunogenicidad y tamaño, lo que supone mayor capacidad para superar barreras biológicas”.

Los investigadores que estudian el desarrollo de ApTOLL, han señalado que hace más de una década que la tecnología que lo hace posible está en el ámbito académico. Este candidato a fármaco, “bloquea un receptor clave en la activación de procesos inflamatorios en gran número de enfermedades, como las vasculares (ictus e infarto de miocardio), autoinmunes y cáncer”. Así, entre sus posibles aplicaciones figuran la esclerosis múltiple, la retinitis, la aterosclerosis o el infarto de miocardio.

40.000 muertes en España

Una disminución u obstrucción del flujo sanguíneo es la causa del ictus, una enfermedad cerebrovascular que afecta a entre 200 y 250 personas por cada 100.000 habitantes. De hecho, cada año fallecen en España por esta enfermedad 40.000 personas, es considerada la primera causa de muerte en mujeres y la tercera en hombres y supone el condicionante más importante de los casos de invalidez permanente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here