base datos seguimiento celular
Ejemplo del análisis de un vídeo sobre el desarrollo embrionario de un gusano C.elengans. Fuente: Cell Tracking Challenge.

Conocer las alteraciones implicadas en enfermedades como el cáncer. Con este objetivo la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), el Hospital General Universitario Gregorio Marañón (HGUGM) y la Universidad de Navarra han desarrollado, junto con otras instituciones internacionales, una base de datos con vídeos sobre seguimiento de la migración celular. El trabajo, publicado en la revista Nature Methods, recopila datos de las tres últimas ediciones del Cell Tracking Challenge, una competición en la que científicos de todo el mundo comparten vídeos sobre esta materia.

Algunos de los vídeos son sintéticos, es decir, creados mediante un software que simula las células, mientras que otros son reales, obtenidos fundamentalmente mediante microscopía bidimensional y tridimensional. No obstante, “además de los vídeos, esta nueva base de datos aporta el código para interpretarlos, es decir, los algoritmos de segmentación y seguimiento celular y las herramientas para la evaluación de esos algoritmos de manera objetiva” ha explicado la investigadora Arrate Muñoz.

Especialmente en el desarrollo embrionario, pero también a lo largo de nuestra vida, gran cantidad de células proliferan y se diferencian para después migrar a diferentes partes del cuerpo y cumplir sus funciones. Esto sucede en procesos normales pero también en otros tan anómalos como el cáncer, cuando las células salen del tumor primario para colonizar otros tejidos y generar metástasis. Carlos Ortiz de Solórzano, investigador principal de este estudio, ha afirmado que “estudiando el movimiento y proliferación de las células podemos conocer cómo funciona el organismo de los seres vivos, tanto en procesos normales como en las alteraciones implicadas en enfermedades como el cáncer”. Asimismo, “el seguimiento o tracking celular también es una herramienta muy útil para conocer su genealogía, es decir, de dónde proceden las células de un órgano, de manera que podamos estudiar los procesos iniciales de una enfermedad”.

Una guía para tomar decisiones

Al reunir todo el material utilizado en el Cell Tracking Challenge, esta base de datos aspira a constituirse como una guía que ayude a tomar decisiones sobre qué solución algorítmica utilizar en los diferentes casos. En definitiva, ayudar a extraer información más precisa que contribuya a hacer avanzar el conocimiento en el campo biomédico ya que, como ha incidido Arrate Muñoz, “a menudo es necesario identificar las células de forma individual y seguirlas en el tiempo”.

En cuanto a sus aplicaciones, los investigadores también se han mostrado optimistas y creen que éstas irán desde estudios del desarrollo embrionario a la investigación sobre los mecanismos de formación de los diferentes órganos o la respuesta a terapia de distintas enfermedades, como el cáncer. De hecho, tal y como ha concluido Muñoz, “una de las características de las células tumorales es una mayor motilidad y proliferación celular. Estos dos aspectos se pueden cuantificar de forma muy precisa a partir de la delineación de las células individuales y su seguimiento en el tiempo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here