Una app capaz de medir y monitorizar el dolor crónico

Monitor de Dolor

Se llama ‘Monitor de Dolor’ y ha sido desarrollada por investigadores de la Universidad Jaume I, la Universidad de Barcelona y el CIBERobn del Instituto de Salud Carlos III. Se trata de una app para móviles y tabletas capaz de medir y monitorizar el dolor en la vida diaria de los pacientes con dolor crónico y la eficacia de su tratamiento.

Para ello esta app, disponible en dispositivos Android, recoge información relevante de cómo experimenta el dolor cada paciente y la influencia de las condiciones ambientales y sociales en esta experiencia. Además, también puede ser útil en el desarrollo de fármacos contra el dolor, ya que permite medir su eficacia. Azucena García Palacios, investigadora de este proyecto, ha asegurado que “con esta app el paciente está monitorizado durante el tiempo que transcurre entre consultas y esto permite a los facultativos conocer si el tratamiento funciona o si hay que realizar algún ajuste o intervención”.

De esta forma, la app permite seguir y monitorizar al paciente durante 30 días, con preguntas breves y diarias sobre el estado de ánimo, el tipo de dolor, su localización, la medicación que se ha tomado o las consecuencias que el dolor que padece tiene en la vida diaria (sueño, trabajo, actividad física…). Además, el software permite registrar estos mismos datos cuando los pacientes tienen un episodio de dolor agudo, facilitando el conocimiento de los profesionales sobre la frecuencia de los episodios y las consecuencias emocionales de estos.

De esta forma, uno de los principales objetivos de ‘Monitor de Dolor’ es ayudar en la detección temprana de casos en los que la medicación contra el dolor no funciona y evitar así los efectos secundarios de un tratamiento que no es eficaz. En este sentido, García Palacios ha apuntado que “estos pacientes van un día a la unidad de dolor, les ponen un tratamiento farmacológico y no vuelven a lo mejor hasta 3 o 4 meses después… Los médicos no saben qué está pasando en ese tiempo”. Por eso, esta investigadora ha señalado que una de las mayores aportaciones de esta app radica en que “puedes responder antes si está pasando algo”, como que la medicación no esté haciendo efecto.

La app es útil para su aplicación en sectores como la industria farmacéutica y desarrollo de medicamentos más eficaces contra el dolor; hospitales y centros dedicados a la atención de pacientes con dolores crónicos, y ensayos clínicos y de investigación en psicología clínica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here