TrenLab Wayra

TrenLab, el programa de aceleración de startups global de Renfe desarrollada por Wayra España, ya ha dado a conocer a los elegidos de su tercera convocatoria. Como en sus dos anteriores ediciones, el objetivo ha sido apostar por proyectos que tengan un verdadero impacto en las unidades de negocio de la compañía ferroviaria –y más ahora, con la liberalización de su mercado–. Además, para la selección ha sido importante que las iniciativas hayan tenido una posibilidad clara de “crecimiento y estabilidad”.

En total, han sido cuatro startups elegidas de entre más de 440 proyectos presentados. Cabe recordar también que, en esta ocasión, la convocatoria de TrenLab se ha abierto para hacerla más internacional; no en vano, se han presentado alrededor de un 30 por ciento de iniciativas de fuera de España. Estas se unirán ahora a las otras ocho elegidas en ediciones anteriores y tendrán la oportunidad de entrar de pleno en la dinámica innovadora de Renfe, como Iomob, implicados en Renfe Saas, o Limmat, que se encuentran desarrollando una plataforma de mantenimiento inteligente para varias series de la compañía.

Así, como en las dos anteriores convocatorias, las cinco premiadas por TrenLab podrán acceder a la red global de Wayra (Telefónica) y Renfe, así como la posibilidad de desarrollo de negocio con las dos compañías. Por otro lado, recibirán un premio de hasta 50.000 euros y participarán en un programa personalizado de seis meses de duración dirigido por los mejores expertos y mentores. Estas son:

Alteria Automation

En 2015 nació Alteria en Estados Unidos, aunque sus fundadores se trasladaron a España en 2017. Ahora cuentan con cinco empleados y cuatro colaboradores internacionales freelancer para  el desarrollo de software. Porque Alteria, como explica la propia startup, se creó para satisfacer el hueco que existe en el mercado de hardware de mantenimiento predictivo. Según ellos, existen miles de empresas de big data y software, pero muy pocas que tengan sensores inteligentes desarrollados con tecnología propia”.

Dedicados a la ingeniería de alta tecnología para la industria, el transporte, el medio ambiente y la logística, sus sensores realizan un “pre-proceso de los datos en el propio sensor”, facilitando el análisis de los datos y la creación de modelos de mantenimiento predictivo. De hecho, para TrenLab desarrollarán un proyecto para la sensorización de elementos de las unidades de tracción de Renfe, con el objetivo de “captar todos los datos de la condición de la maquinaria en tiempo real y construir un modelo de Mantenimiento Predictivo. Entre otros, utilizaremos nuestros sensores de Ultrasonido, Vibración, Temperatura, Lubricante, Corriente y Voltaje”, indican.

“Creemos firmemente que el sector ferroviario dará un salto en su digitalización, sobre todo impulsado por la competencia. Compañías como Renfe tienen una gran oportunidad a su alcance para crecer internacionalmente. Más a largo plazo, el sector evolucionará hacia tras tecnologías como los trenes de muy alta velocidad y el Hyperloop”, consideran desde Alteria. La startup, además, abrirá este mes de Mayo nuevas instalaciones de laboratorios y producción. “Los proyectos a medida alimentan nuestra tecnología, pero nuestro objetivo es llegar a producción masiva del nuestros sensores a finales de 2020”.

Por último, para Alteria, lo más importante de programa es construir una relación con Renfe, ya que el sector del transporte es una prioridad de la empresa. Adicionalmente, “Alteria está muy interesada en la visibilidad que este programa nos está dando. Finalmente, el excelente grupo de mentores y asesores del programa nos esta ayudando muy específicamente en lo que necesitamos”.

Motiontag

De Berlín a TrenLab llega Motiontag, fundada en 2015 después de desarrollar su tecnología principal durante tres años y medio en una empresa de consultoría de movilidad. “Nuestra misión –explican– siempre ha sido fomentar la movilidad inteligente y verde. Por esta razón, comenzamos nuestra compañía participando en la aceleradora Climate-KIC. En aquel entonces, conseguimos nuestro primer cliente los Ferrocarriles Nacionales Suizos y continuamos trabajando con campeones nacionales como la Deutsche Bahn o la BVG en Berlín”.

Actualmente, cuentan con 20 trabajadores, y su principal cometido es hacer que la movilidad sea inteligente, describiendo y comprendiendo la movilidad del mundo real a través de servicios de datos. “Esto ayuda a los proveedores de movilidad a comprender la dinámica del sistema de transporte, a generar conocimientos procesables para optimizar sus ofertas de movilidad y a proporcionar servicios de movilidad sin fisuras a sus usuarios finales”, afirman.

Para Motiontag, el futuro del sector ferroviario pasa por un sistema mucho más integrado, “con reservas que cubran todas las necesidades de movilidad para ir de A a B, y será una parte integral de la vida cotidiana de las personas”. Los operadores nacionales como Renfe ya tienen muchos puntos de contacto con los viajeros, pero principalmente para viajes de larga distancia. Consideran que, aprovechando esto, se harán más urbanos y proporcionarán soluciones nacionales para las ciudades, ayudando así a disminuir la propiedad de automóviles y a proporcionar alternativas más ecológicas.

De ahí que su solución sea "ayudar a TrenLab a comprender las demandas de movilidad de sus usuarios proporcionando una solución de software para integrar en su app. Con ello, podrá segmentar su base de usuarios, ofrecer las ofertas adecuadas a las personas adecuadas y, finalmente, proporcionar incentivos para que las personas puedan reducir su huella de carbono”.

Su siguiente paso: fomentar su presencia en España, Francia y Portugal con los líderes nacionales clave “para proporcionar la mejor herramienta de análisis de la movilidad y la sostenibilidad a ellos y a sus millones de usuarios”. De Renfe y Wayra, por otro lado, esperan "una gran red en España para acelerar nuestra expansión comercial en el mercado de la movilidad”.

Addvance

Addvance es un equipo de cuatro ingenieros que lleva muchos años trabajando en implantación industrial de la impresión 3D (fabricación aditiva). Según ellos, se conocen muchos casos de uso de éxito y se ha desarrollado mucha tecnología alrededor de los equipos, pero aún faltan soluciones que ayuden a sacarle partido haciendo posible la fabricación de piezas de forma distribuida y remota garantizando su calidad. 

Es por ello que su propuesta para TrenLab responde al reto de ‘Digitalización’ de la convocatoria. “Comienza con una primera etapa de digitalización: identificación de casos de uso, validación y construcción de un inventario digital completo de piezas previamente validadas. A continuación, definir la célula de producción autónoma más eficiente para cumplir con los requisitos de operación y calidad de nuestro cliente y realizar la puesta en servicio e implementar su gestión autónoma y remota mediante nuestra plataforma”.

Cabe recordar que Addvance se dedica acompañar a sus clientes en todas las etapas de la implantación de la impresión 3D en sus procesos o productos. “Una de las ventajas más relevantes de la tecnología –aseguran– es que se puede utilizar para fabricar componentes o piezas de forma mucho más rápida y deslocalizada que mediante otros métodos convencionales, reduciendo costes logísticos y huella medioambiental y consiguiendo ahorros muy importantes con la reducción de stocks y almacenes físicos. Nosotros ayudamos a nuestros clientes a identificar dónde tiene sentido aplicarla y dónde no, a definir qué tecnología es la más adecuada a sus necesidades, a validar su modelo de negocio y a construir su propio inventario digital de piezas”.

A partir de ahí, realizan la integración de todos los equipos y software necesarios para la impresión, el acabado y el control de calidad , y proporcionan la plataforma de gestión para operar de manera autónoma y remota con total trazabilidad y seguridad. Para conseguirlo, incorporan soluciones de robótica para automatización de procesos y de inteligencia artificial para el control del proceso y la verificación.

Por su parte, desde Addvance consideran que, en lo que se refiere a la actividad logística y el mantenimiento ferroviario, todos los grandes fabricantes y operadores están explorando y usando ya usando la impresión 3D para la fabricación de componentes obsoletos y como solución logística alternativa para minimizar los plazos de suministro hasta en un 80 por ciento. “Pronto podremos ver cómo se generaliza la implantación de estas células o centros de producción autónoma distribuida en bases de mantenimiento para dar servicio a las necesidades de fabricación de repuestos”, aseguran.

Además, explican que, en los próximos años, el uso cada vez más profuso de sistemas de mantenimiento predictivo y de monitorización de operación en tiempo real, alertarán de forma temprana sobre la necesidad de sustitución de componentes aún antes de que se produzca el fallo de los mismos. “Un sistema de inteligencia artificial determinará cuál puede ser la solución más adecuada en cada caso (reparación – fabricación de repuesto - compra) según dónde se encuentre el tren y su programación de operación y de mantenimiento. En el caso de que la fabricación sea necesaria, se activará la fabricación del repuesto en la célula de producción de la base de mantenimiento más cercana o que maximice el beneficio, y a través del sistema centralizado de gestión de células, se podrá monitorizar y validar la fabricación completa del componente final con total trazabilidad, seguridad y calidad, y con una mínima o nula intervención local”.

Sin embargo, esto es solo una de las aplicaciones de la impresión 3D. “Esta tecnología también permite crear piezas optimizadas o personalizadas, consiguiendo diseñar equipos más eficientes o permitiendo adaptar los interiores a distintas operaciones, clientes, o funcionalidades. La evolución de los equipos de impresión 3D en productividad y en tamaños y materiales disponibles, harán que el uso en el sector ferroviario sea cada vez más profuso”, subrayan.

Por último, su intención es hacer crecer el equipo para impulsar el desarrollo de su producto y trabajar en un piloto en cliente este mismo año. Para ello, abrirán una ronda de inversión semilla en los próximos meses. A nivel de producto, están trabajando en un demostrador especialmente pensado para el sector Defensa o Gubernamental. “Integramos una célula de fabricación ADDvanCELL en un contenedor transportable y completamente autónomo, pudiendo generar una red gestionada de forma centralizada capaz de reconfigurarse y ponerse a fabricar de manera inmediata ante necesidades urgentes de fabricación de componentes críticos o situaciones de emergencia”, adelantan.

SigmaRail

Y, por último, SigmaRail, una empresa que surgió de la unión de tres ingenieros españoles, que viviendo y trabajando en el extranjero, detectaron una necesidad en el sector ferroviario y decidieron solucionarla con propuestas innovadoras. Los tres fundadores crearon la empresa hace 4 años, en abril de 2016 en Madrid.

“SigmaRail [con ocho trabajadores en 2020] tiene por objetivo automatizar los trabajos manuales de mantenimiento que se realizan en las infraestructuras y en particular las ferroviarias, para aumentar así la seguridad y mejorar la eficiencia disminuyendo los costes”, explican. Para TrenLab, lo que han hecho es utilizar herramientas de visión e inteligencia artificial para automatizar procesos ferroviarios. Así, aplicarán una solución basada en dichas herramientas para la verificación automática de la composición de trenes de mercancías.

“Esperamos obtener información validada del uso y aplicación de nuestras tecnologías por un cliente directo como es Renfe, además del valor añadido que proponemos. Por otra parte, esperamos aprovechar al máximo las posibilidades de mentoring y formación que el programa ofrece”, afirman sobre TrenLab. Por otro lado, ahora SigmaRail está centrándose en la escalabilidad de la empresa, para poder acelerar su proceso de crecimiento. “El objetivo es afianzar nuestros productos y soluciones, a la par de ampliar el numero de usuarios que se puedan beneficiar de ellos”.

Sobre el futuro, consideran que el sector ferroviario está experimentando un gran cambio a nivel mundial, gracias a las nuevas tecnologías además de nuevos actores surgiendo en el sector. "La digitalización es posiblemente el factor más importante a tener en cuenta, dado que sentará las bases para que otras tecnologías puedan aplicarse”, subrayan. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here