Un traje de neopreno para personas con discapacidad

Traje neopreno Seland

La empresa vasca Seland está especializada en el diseño y la fabricación de trajes de neopreno, desde prendas sencillas para la pesca, hasta otras más complejas para surfistas o incluso para los amantes de los deportes extremos como el barranquismo. Sin embargo, en su última creación los protagonistas son las personas con discapacidad. Siguiendo el uso de su material estrella (el neopreno), su último traje responde a las necesidades específicas de este colectivo a la hora de la inmersión en el agua. ¿Sus ventajas? Fácil de poner y con una conservación óptima del calor corporal.

Con la misma firmeza que la seguridad que aporta el nuevo traje, Cristina Solaun, diseñadora de la firma, asegura que “a una persona discapacitada es imposible ponerle un traje de neopreno, por lo que había que crear un traje acorde a sus problemas, principalmente ponérselo y hacer frente al frío”. Y es que el hallazgo más relevante del traje de neopreno para personas con movilidad reducida es la forma de ponérselo. Con este sistema, el traje se abre entero y se ajusta con velcros por los laterales, de modo que la persona permanece tumbada sobre el traje y se va cerrando por zonas.

El traje lleva también un collar de espuma y neopreno que sujeta la cabeza según las necesidades. La espuma o “foam” se puede cambiar de lugar y se adapta a cada caso permitiendo regular la sujeción. El traje permite, a su vez, incluir flotaciones para equilibrar distintas zonas del cuerpo o pesos, si lo que queremos conseguir es que se sumerja. Se puede adecuar a las necesidades concretas de la persona que lo va a utilizar, manteniéndose equilibrada en el agua sin ayuda de cuidadores, para que el rehabilitador pueda trabajar con ella.

Tras dos años inmersos en el proyecto, Seland ha diseñado varios prototipos y está trabajando con una persona con parálisis cerebral que se comunica a través de la mirada con un tablero, donde expresa sus sensaciones sobre el producto. A partir de sus apreciaciones, el equipo ha perfilado todos los elementos del traje de neopreno para que el resultado sea el óptimo. El diseño esta patentado, en etapa de producción, y en breve comenzará a comercializarse. “Una persona que está quieta en el agua no genera ningún calor, tiene mucho más frío y solo aguanta unos minutos dentro, pero con este traje especial se puede llegar a estar una hora” apunta Solaun.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here